Benaguasil ajusta su presupuesto y solicita 1,6 millones para pagar a sus proveedores

El Ayuntamiento de Benaguasil va a prorrogar el presupuesto de 2011 durante el 2012, reduciendo al máximo su partida de gastos y manteniendo los servicios que ofrece y el personal contratado. Se prevén subidas en algunos servicios y se ha solicitado 1,6 millones de euros al gobierno de España, para abonar facturas a proveedores. Desde IU se critica que se adopten estas medidas y acusa a los dirigentes de “mala gestión”.

José García

La decisión adoptada por el gobierno de España de aprobar del Real Decreto Ley 4/2012, de 24 de febrero, que facilitará a los Ayuntamientos un crédito que debe emplearse en abonar las facturas que aún no ha sido pagadas, ha sido aprovechada por el equipo de gobierno de Benaguasil para solicitar un préstamo situado en algo más de 1,6 millones de euros.

La cantidad exacta es de 1.646.857 euros y se corresponde con la cuantía de las facturas que no habían abonado en consistorio benaguasilero a sus proveedores, hasta el pasado 31 de diciembre de 2011. Desde la oposición, el portavoz de IU lo considera una prueba de una “mala gestión económica, por parte del equipo de gobierno local”; desde el Ayuntamiento se explican los fundamentes que han propiciado esta decisión.

Situación de las cuentas públicas
Desde el Ayuntamiento de Benaguasil, regido por el PP, se explica que la decisión de solicitar este crédito al gobierno de España no se efectúa por voluntad propia, sino apremiados por las circunstancias económicas del actual contexto de crisis y a pesar de las medidas de ahorro que se han impulsado desde el equipo de gobierno. También ha influido el incremento en el paro local.

Sostiene el portavoz de la opositora formación Izquierda Unida, Pep Espinosa, que si se solicita esta cantidad económica se debe a la caída en los ingresos del Ayuntamiento y a haberse gastado más de lo que se recaudaba. Critican desde esta formación que se tuviera que solicitar, en 2011, “un préstamo al Instituto de Crédito Oficial (ICO) por una cuantía de 387.191’10 euros y al 6’5 % de interés” y añaden que “el nivel de endeudamiento del consistorio ha ido creciendo en los últimos años”.

A estas acusaciones replica el consistorio explicando que “la deuda con los bancos no sólo no ha aumentado, sino que ha ido disminuyendo desde 2009” y añaden que, salvo el citado crédito del ICO (de 387.000 euros) y estos 1,6 millones de euros recientemente solicitados al gobierno de España “el Ayuntamiento de Benaguasil no se ha pedido ningún préstamo a ningún banco desde 2008”, lo que implica que ha podido hacer frente a sus gastos de forma autónoma.

Desde la corporación municipal se consideran como pruebas de su eficiente gestión varios parámetros: en primer lugar, que “en 2012 se prorroga el presupuesto del 2011, que fue de 7.632.000 euros, muy alejado de las cifras del año 2006 (cuando se situó en los 19.341.000) y muy similar a las cuentas públicas aprobadas en 2001, cuando fueron de 7.472.000 euros”. Señalan al respecto que en estos momentos existen unos servicios públicos más completos que hace una década y, sin embargo, el presupuesto es casi idéntico… lo que implica una mayor eficiencia en el gasto.

Añaden desde el consistorio, y siguiendo en esta línea, que en los últimos tiempos se han reducido los gastos en el presupuesto, tanto en la partida de gastos corrientes como en el de nóminas del personal contratado, “sin que el número trabajadores haya disminuido y sin que se pretenda reducirlo”. Desde IU se asegura que el equipo de gobierno planea reducir la cuantía de los gastos de personal en 276.497 euros al año, extremo no confirmado desde el consistorio.

Medidas de austeridad
El portavoz de IU en Benaguasil, Pep Espinosa justifica su negativa a apoyar el Plan de Ajuste del consistorio porque “el endeudamiento ha ido creciendo en los últimos años y ahora se quiere cambiar esa tendencia reduciendo prestaciones y ayudas, mientras se aumentan los impuestos”.

Espinosa critica algunas de las medidas que asegura que pretende tomar la corporación municipal: entre otras, “un aumento en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), una revisión catastral y la subida de varias tasas, incluyendo de la Escoleta Municipal y la del alcantarillado”.

Considera este representante que sería mejor aplicar medidas encaminadas a reducir los gastos, “eliminando algunos de los concejales que actualmente tienen dedicación exclusiva y reduciendo el consumo de los móviles” y lamentan que haya aprobado una reducción generalizada de las subvenciones, en casi todos los ámbitos locales, siendo de un 66% en las que se asignan a los grupos políticos.

Desde el Ayuntamiento se considera necesario aumentar el importe de algunos servicios, como el de alcantarillado y la Escoleta Infantil, “porque existe un gran desfase entre lo que tributan los ciudadanos por esos servicios y el coste real de la prestación de los mismos”.

Así, según los datos aportados por el consistorio, el déficit que genera cada año el servicio de alcantarillado es superior a 61.000 euros y el de la Escoleta Municipal supone un desfase de más de 138.000 euros. En total, los servicios que presta el Ayuntamiento y por los que tributan los vecinos del pueblo dejan un saldo negativo anual superior a los 714.000 euros.

El equipo de gobierno añade a esto que, en la liquidación de 2011, quedaron pendientes de pago al Ayuntamiento 1.552.508 millones de euros, procedentes de recibos impagados y subvenciones no recibidas por parte de otras administraciones: “Si hubiéramos recibido ese 1,5 millones de euros que se nos adeuda, prácticamente habríamos podido abonar el 1,6 millones que hemos solicitado al Estado”.

Activitats Publiques de Benaguasil
Desde IU se divide el 1.646.857 euros solicitado al gobierno de España para satisfacer la deuda pendiente del consistorio benaguasilero con sus proveedores del siguiente modo: “1.580.894’94 euros procedentes de facturas del consistorio y 65.962’44 euros generados por Actividades Públicas de Benaguasil, la discoteca conocida como B-Club”. Desde esta formación opositora se asegura que el Ayuntamiento prevé la “disolución” de dicha sociedad mercantil.

El equipo de gobierno niega esa situación: “del mismo modo que queremos reducir el número de gastos en la mayor cantidad posible de áreas, estamos buscando fórmulas distintas a la situación actual de esa mercantil; de hecho, planeamos encontrar una empresa privada que desee explotar ese edificio, a través de un alquiler, sin renunciar a la titularidad. De este modo, se generarían unos ingresos económicos para el municipio, al tiempo que se le ofrece ese servicio a la población”.

 

No hi ha comentaris

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en