El incendio de Chulilla sigue a expensas de los cambios del viento, y ya afecta al término municipal de Llíria

Incendio Camp de Túria 2012, el camp de Túria

Galería fotos Incendio Camp de Túria 2012, el camp de Túria Galería fotos Incendio Chulilla

El incendio que se inició en la tarde de ayer, domingo 23 de septiembre, entre los municipios de Chulilla y Gestalgar (poblaciones de la vecina comarca de Los Serranos), ha comenzado a afectar a la comarca del Camp de Túria: en Llíria y Casinos hubo desalojos y en el cap i casal de esta comarca el avance de las llamas es significativo.

José García

A partir de las 2:00 de la pasada madrugada hubo desalojos en la urbanización ‘El Pinar’, en Casinos’, y en la zona la ‘la Canyada Parda’, en Llíria. La proximidad del fuego y el humo en la partida de ‘el Mas del Jutge’ motivó que las autoridades políticas de ambas poblaciones decidieran desalojar varias zonas residenciales que se encontraban en una situación en la que lo más juicioso era evitar un verdadero peligro.

El alcalde de Casinos, José Miguel Espinosa, ha explicado a InfoTúria que aunque el fuego se encontraba a varios kilómetros de la urbanización ‘El Pinar’, se decidió desalojar esa zona “ya que todo depende de cómo sopla el viento; la situación no era de peligro real, pero era lógico adoptar medidas preventivas”. Según el primer edil, el incendio no afecta al término municipal casinense (por el momento).

Algunos vecinos han pasado la noche en segunda viviendas o en casas de familiares, mientras que otros se dirigieron a Villar del Arzobispo, en donde se ha situado el Centro de Coordinación de Emergencias (CEE) en el que ya estaban los desalojados de Gestalgar, Chulilla y Sot de Chera, entre otros pueblos afectados.

Muchos de los residentes en el municipio casinense ya han comenzado a regresas a sus viviendas, en la urbanización ‘El Pinar’, dado que el peligro parece haberse desplazado hacia Llíria y Gestalgar: “Por el momento, no hay problema en que estos vecinos vuelvan a su casa; si la situación cambiara y fuera necesario volver a desalojar la zona, volveríamos a ejecutar esa actuación del mismo modo que hicimos durante la noche pasada”, ha añadido Espinosa.

En el caso de Llíria, la situación es mucho más preocupante: una parte de su término municipal ya ha sido pasto de las llamas y, con el carácter cambiante del viento, es imposible prever el modo en que va a avanzar el fuego. Según explica su alcalde, Manuel Izquierdo, “se ha desalojado a todos aquellos vecinos que residían en áreas cercanas al fuego, de forma paulatina” y la capacidad de acabar con el peligro depende fundamentalmente de que el viento “deje de soplar con la fuerza que ha tenido durante la última noche, así como con la pasada madrugada”.

El dirigente edetano ha asistido a diversas reuniones y ha señalado que la carretera entre Pedralba y Casinos, en su paso por el término de Llíria, es la que más preocupa en la actualidad: “zonas como el ‘Corral de Pablo’, el ‘Mas del Jutge’ y el ‘Mas de la Vila’ son las que más se van a ver afectadas”, aunque todo puede cambiar de un modo casi inmediato: “El trabajo de los efectivos desplazados a la zona, tanto los personales como los aviones, es continuo y muy bueno, aunque se ve perjudicado por la intensidad de las rachas de aire”. En Domeño, por su parte, se ha acogido a un grupo de residentes de la urbanización ‘les Mallaes’, situada entre dicha población y Pedralba, quienes fueron desalojados anoche y que siguen en la localidad del Camp de Túria.

El pabellón Multiusos de Vilamarxant, por su parte, ha acogido durante la pasada noche a unos 150 vecinos de Pedralba y Bugarra, quienes se han desplazado a este municipio del Camp de Túria ante la proximidad del fuego. En Vilamarxant, sin embargo, no se ha detectado la presencia de las llamas en ninguna parte de su término municipal. Por el momento, están ofreciendo colaboración a habitantes de poblaciones vecinas que sí están viéndose afectadas por este incendio.

Desde el Consorcio de Bomberos de Valencia se ha anunciado que, en estos momentos, son 600 los efectivos terrestres que trabajan en las tareas de extinción, a los que cabe añadir 31 medios aéreos. Los efectivos de bomberos han establecido 4 sectores de actuación: Chulilla-Bodegas Banacloig; Balneario Chulilla; Gestalgar, Bugarra y Pedralba; y Pirotecnia Caballer (en Domeño).

La mayoría de los esfuerzos de los efectivos de bomberos, ahora mismo, se están centrando en la cola del incendio (en Chulilla, Gestalgar y Pedralba), en donde se trabaja intensamente para evitar que el fuego se extienda a la Sierra de Chiva. El fuego se dirige hacia la zona sur (Llíria), mientras que el frente de Sot de Chera quedó estabilizado durante la pasada noche.

El portavoz adjunto de Compromís, Juan Ponce, ha lamentado que en el incendio declarado el domingo en Chulilla “se ha vuelto a evidenciar que los recortes del gobierno del PP en prevención y extinción de incendios han propiciado una lenta respuesta ante el avance del fuego”. Según Ponce “desde Gobernación se habla de respuesta inmediata ante el incendio que se originó a las 16:30 horas de ayer, pero la realidad es otra. Los testigos de la zona aseguran que a las 18 horas sólo cuatro medios, de los trece que según Gobernación se enviaron, estaban actuando en el incendio”.

 

No Comments Yet

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en