Alertan de nuevos ‘recortes’ que afectarán al servicio de Urgencias de los Centros de Salud de l’Eliana y Bétera, a partir de enero

Varias formaciones políticas opositoras y algún ayuntamiento del Camp de Túria ha elevado su voz ante el anuncio efectuado por la Conselleria de Sanidad de la Generalitat Valenciana, que ha anunciado una reducción en el horario del servicio de Urgencias en los Centros de Salud.

José García

Según explican fuentes del sindicato médico CESM-CV, esta medida supondrá que a partir de enero se retrase el horario de apertura de las Urgencias/Atención Continuada desde las 15:00 a las 21:00 horas, “prescindiendo de dos médicos en ese tramo horario y dejando a un solo médico de guardia a partir de las 21:00 horas en cada una de las poblaciones afectadas, en las que cada Centro de Salud deberá atender las urgencias y consultas que lleguen al dicho centro, así como los avisos domiciliarios y urgencias en el exterior”.

No sólo los representantes de este sindicato médico han criticado la postura del Consell: representantes comarcales de EUPV y Coalició Compromís han puesto el grito en el cielo, asegurando que estas medidas que pretende llevar a la práctica el gobierno autonómico valenciano van a generar un ahorro “ridículo”, que se verá acompañado por un empeoramiento de las condiciones laborales del personal sanitario y una degradación en la calidad del servicio que recibirán los usuarios de la sanidad pública.

En la comarca del Camp de Túria, estos ‘ajustes’ (en el lenguaje del PP) o ‘recortes’ (en el léxico que emplean el resto de formaciones políticas) van a afectar a los centros de Salud de l’Eliana y Bétera. Sin embargo, la aplicación de estas medidas acabaría afectando a vecinos de otras localidades cercanas que también hacen uso de dichas instalaciones sanitarias: es el caso de San Antonio de Benagéber, por un lado, y de Náquera y Serra, por otro.

Críticas desde la oposición
Desde la Coalició Compromís seha presentado una Proposición No de Ley en Las Cortes Valencianas “para detener un atropello a la atención médica que el PP quiere imponer en los centros de salud de Bétera, l’Eliana y Moncada con la reducción de los horarios de urgencias”.

Según el portavoz de Coalició Compromís en el Camp de Túria, Paco García, “la decisión de aplicar esa ‘recorte de personal’ se ha tomado de manera unilateral, sin haber hecho una evaluación de cómo afectará a los usuarios y sin contar con los profesionales de la salud que tendrán que hacer frente a los recortes impuestos desde el ejecutivo valenciano”.

Desde Coalició Compromís se añade que esta medida “afectará a más de 70.000 usuarios” y se considera que es “un paso más en el ‘austericidio’ que aplica el PP valenciano, que quiere que los pacientes sean los verdaderos paganos de su ineptitud y mala gestión al frente de la Generalitat Valenciana”.

Incluso van más allá estos representantes políticos y consideran que esta decisión “va a ser la antesala al cierre temporal de instalaciones en fines de semana o por las tardes, como ya se ha hecho en otras comunidades autónomas, haciendo que los pacientes se desplacen muchos más de kilómetros para poder ser atendidos”.

Para la agrupación comarcal de EUPV, “estas medidas que se plantean como ahorro, para lo único que van a servir será para empeorar la calidad de la atención sanitaria: atenderán  a muchas más personas en menos  tiempo y con menos recursos”. Los miembros de esta formación opositora creen, asimismo, que los primeros efectos de estas medidas serán “el aumento del tiempo de espera para atender a los pacientes y la disminución de la calidad del servicio2.

Recuerdan desde EUPV que estos ‘recortes’ “van afectar al departamento de salud Valencia- Arnau de Vilanova y a los centros  de salud de diversas localidades de nuestra comarca, con un único objetivo: ahorrar 200 euros al día”.

Consideran estos representantes que no estamos ante una medida de “ahorro real”, sino ante un nuevo paso del gobierno autonómico “por masificar y restarle eficacia al sistema sanitario público, con el objetivo real de acabar privatizando los servicios públicos y convertirlos en negocio, con la excusa de la crisis”.

Desde EUPV del Camp del Turía, vamos a presentar mociones en los distintos ayuntamientos de la comarca, para solicitar que cada corporación municipal se oponga a estas medidas; para instar a la Conselleria de Sanidad a no aplicar estas medidas “y dejar los servicios tal y como están ahora”; y para reclamar al Consell a no privatizar ningún servicio público.

Oposición de consistorios
El primer consistorio del Camp de Túria que ha escenificado su oposición al anuncio de la medida que pretende impulsar el Consell ha sido el de Náquera, que se verá afectado si se aplican estos planes en el Centro de Salud de Bétera.

Es por ello que el equipo de gobierno naquerano ha denunciado que más de 6.000 vecinos se pueden ver afectados si se aplican las medidas anunciadas por el Consell. El Ayuntamiento de Náquera recuerda que el Centro de Salud de dicho municipio “no atiende por la tarde y que es al de Bétera donde acuden los vecinos a partir de las 15:00 horas, que precisamente la franja horaria que se va a ver más afectada por los recortes”.

Por ello, ha mostrado su oposición a esta medida que pretende llevarse a la práctica a partir del próximo mes de enero, ya que de ella se derivaría “dejar al municipio de náquera en una situación de desprotección, al disminuir el servicio que se le presta a sus vecinos y mermar su derecho a una sanidad pública de calidad”.

 

No hi han comentaris

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en