Zapatero, seguidor del Barça

Al cobijo de los últimos éxitos del Barça de este año, de fútbol y de baloncesto, el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha vuelto a hacer pública su admiración hacia el club azulgrana. Nadie se ha sorprendido. Aznar hacía pública su afición al Real Madrid y tampoco nadie se extrañaba. Precisamente, esta dualidad de los dos equipos más grandes del Estado, me ha enojado a la hora de ver el tratamiento periodístico que ha tenido a la televisión española que pagamos todos. Desgraciadamente, nos cuesta muchos millones de euros cada año.

Si alguien sintonizó la televisión española minutos después de haber ganado la Champions League en Roma no pudo ver ninguna referencia a este triunfo. Ninguna mención ni conexión en directo a la plaza de Canaletes. El programa ’59 segundos’ –ya quisiera yo un programa así de plural a Canal 9- ni siquiera se cortó unos momentos por dar paso al Barça. Era la primera vez que un equipo de la liga española ganaba los tres títulos más importantes en juego: Copa, Liga y Champions.

El día siguiente el telediario de la primera hacía sus referencias al triunfo pero ya era demasiado tarde. Sus editores no comulgan demasiados con los parámetros azulgranas y lo demuestran año tras año. No importa quien sea el jefe del ejecutivo. El color blanco es el preferido, sin lugar a dudas. ¡Desde luego!

El mismo programa de la primera, que continuó con su desarrollo normal –a pesar del hito histórico del Barça-, hizo semanas después un programa especial con motivo del regreso de Florentino Pérez al Real Madrid. Impresionante. El mensaje era claro. Era más importante entrevistar a un presidente de fútbol, la primera vez que lo hace este programa, que hacer una simple conexión en directo en Canaletes. Florentino en estado puro. Con su verbo fácil y su voz monótona inconfundible.

La cosa no acaba aquí porque, unos días más tarde, el dirigente madridista Jorge Valdano –el rapsoda que diría algún enemigo suyo- enaltecía el juego del fútbol hasta niveles insospechados en el programa ‘Los desayunos’, de la primera. Increíble. Un programa enfocado desde siempre al mundo de la política, principalmente, hacía más publicidad del nuevo y millonario proyecto de Florentino. El mensaje era claro. El Madrid es una cuestión de estado de primer nivel, a la altura de la crisis económica o de las cotidianas peleas políticas. Recordamos que Zapatero es un culé de los buenos, según él ha reconocido. Menos mal. No quiero pensar si fuera merengón.

¿Alguien recuerda que el año pasado la televisión española entrevistara a Laporta o Pep Guardiola sobre las bondades y los retos del nuevo proyecto del Barça? ¿Qué se habría dicho en Madrid? ¿No la pagamos todos? Entonces, ¿por qué no hay una igualdad? Los malintencionados denominaban el mítico presentador de televisión José Ángel de la Casa “Blanca” por sus preferencias. Desde que se jubiló parece que las cosas no cambian a la televisión española. Parece que todavía hay diferencias y niveles. Cambian los gobiernos. Cambian los periodistas. Pero el color blanco continúa siendo el preferido.

Miquel Ruiz, periodista pobla de vallbona camp de turia Miquel Ruiz, periodista de La Pobla de Vallbona

4 Comentaris
  1. Por una vez y sin que sirva de precedente estoy contigoy con el Barsa que mereció mas que una pequeña reseña en todas las televisones, pero, no con su presidente ese es un IMPRESENTABLE Y TENIA QUE DIMITIR

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en