El CD Casinos sentencia el choque en el primer tiempo… aunque acaba empatando contra el Racing de Paterna CF

Surrealista partido el que enfrentó al segundo clasificado del grupo IV de Primera Regional (el CD Casinos) y el cuarto en la tabla (el Racing de Paterna CF): durante los primeros 45 minutos, los futbolistas de Vicente Trinidad arrollaron a su rival; y en el segundo acto, se dejó empatar el combinado casinense el encuentro en 9 minutos infames, en los que se llegó a temer una sangría mayor.

JGC

El mundo del fútbol es muchas veces como un jeroglífico: miras y miras y no entiendes nada. Eso es lo que sucedió en el choque entre CD Casinos y Racing Paterna CF; después de haber bajado un poco el nivel del fútbol desplegado en las últimas jornadas, el CD Casinos saltó al terreno de juego ofreciendo su mejor cara y apabulló a su rival hasta dejarlo de rodillas, casi rendido.

Los goles de Jordi (con un magnífico libre directo), Loren (gracias a un sensacional remate) y Juan Carlos (con un obús que puso a prueba la resistencia de las redes de la portería visitante) habían desatado la euforia en la hinchada local… y sumido en la desesperación al técnico visitante, cuyos intentos por frenar los ataques locales eran estériles.

En un primer tiempo de ensueño, en el que el combinado visitante había quedado reducido a su mínima expresión, nada hacía presagiar la pesadilla que se iba a vivir durante la segunda mitad. No había lugar para el pesimismo y ni la baja por lesión de Rafa Guillén (tras haber sufrido un plantillazo) ni la ocasión desaprovechada por Manolín (cuyo remate se había estrellado contra el cuerpo del portero visitante, cuando ya se cantaba el 4-0) rondaban la mente de los seguidores casinenses; el resultado era claro, merecido e incluso corto, y la segunda parte iba a ser un trámite…

El arranque de la segunda mitad, cierto es, mostró a un CD Casinos menos ambicioso… aunque tampoco se le puede exigir a este equipo que sostenga durante 90 minutos un nivel de esfuerzo que muchos equipos no ofrecen ni siquiera durante un cuarto de hora. Con todo, parecía controlar el partido el equipo local y los intentos visitantes para tener un mayor control del esférico no llegaban a convertirse en verdaderas acciones reales de iniciar una remontada.

En el minuto 64, una falta al borde del área (idéntica a la que había permitido a Jordi marcar el 1-0 en la primera parte) habilitó a un futbolista visitante para marcar el 3-1. El gol fue celebrado por la hinchada visitante, aunque ni CD Casinos parecía haberlo acusado ni los jugadores del Racing de Paterna se mostraban exultantes…

Tras el saque de centro, se cedió el balón atrás: Cerverón abrió el balón a la banda y uno de los zagueros intentó un regate que fue bloqueado por un futbolista rival… se produce una confusión, en balón llega al borde del área, no se despeja bien el esférico, aparece un futbolista visitante en posición clara de fuera de juego… la jugada sigue embarullada y un nuevo intento de rechace vuelve a estrellarse en el cuerpo de un jugador, acabando el esférico en el fondo de la portería defendida por Paco.

El 3-2 rompió el espinazo del CD Casinos, que quedó partido en dos y sembró el pánico en casi todas sus líneas: no le había dado tiempo a ‘enfriar’ el partido tras el 3-1 y había perdido su profundidad… ya no miraba la portería visitante, sino la que defendía un nervioso Paco, que sufría lo indecible en cada córner que sacaba el equipo paternero.

El equipo local se desmadejó a una velocidad asombrosa y quedó a la merced del Racing de Paterna, que ya no dudaba de sus opciones (reales) de voltear el marcador. El técnico local movió el banquillo buscando oxígeno, aunque también estaba forzado porque Manolín tenía problemas físicos y Loren, fundido, estaba amonestado.

Los cambios, incluido el habitualmente eficaz Alcañiz, no acabaron dándole un buen resultado al CD Casinos, que siguió empequeñeciéndose; el centro del campo local, que habitualmente es una barrera de cemento que nadie consigue atravesar, hacía aguas (ahora sí se echaba en falta a Rafa Guillén) y Cerverón, a pesar de su buen hacer, era incapaz de frenar a su rival y dirigir las contras de su equipo.

La fatiga (física y mental) atenazó al equipo local y el visitante, que apenas había dado tres pases seguidos, venía como un coche sin frenos y la confianza a niveles estratosféricos: en el minuto 73, apenas 9 minutos después de que se hubiera desatado el pandemonio, llegaba el 3-3 con un remate, desde unos 25 metros, que hacía inútil la estirada del arquero local.

El CD Casinos, por primera vez en la temporada, tuvo que cogerse a las cuerdas y evitar el intercambio de golpes: el equipo que había machacado a su rival hasta dejarlo postrado se encontraba asfixiado y apenas podía contener a su rival… fue providencial que lograra templar sus ánimos, siguiendo las instrucciones de su técnico, serenando sus ánimos y recuperando el dominio de sus nervios.

La recuperación de su aplomo en las filas locales vino acompañada por un frenazo en la euforia visitante, cuya desbocada ambición acabó tornándose en conservadurismo: comprendió el equipo paternero que, tras haber equilibrado una contienda en la que tenía una desventaja de 3 goles, ser demasiado intrépido podía acabar costándole algún gol…

Bastaron un par de carreras de Alcañiz, buscando la espalda de la zaga visitante, para que el Racing de Paterna llegara a la conclusión que es mejor un punto que ninguno… aunque también se pueda luchar por los tres en juego. Y el equipo local, que sabía que Paiporta CF y Sporting Ribarroja CF habían sido derrotados en esta jornada, tuvo en cuenta que el reparto de puntos implicaba mantener al equipo paternero a 4 de distancia (y recortar uno al líder de la categoría), por lo que se conformó con el resultado… ya que las fuerzas escaseaban y había perdido muchas plumas en este partido… nada tenía que ver el fútbol desplegado por unos y otros sobre el terreno de juego: era una cuestión de pragmatismo deportivo.

CD Casinos: Paco; Vicente, Javi Civera, Mario, Gabriel; Juan Carlos, Cerverón, Rafa Guillén (Nacho), Jordi (Javi Gómez); Loren (Mangarro), Manolín (Alcañiz).

Racing Paterna CF:

Goles: 1-0: Jordi (5’); 2-0: Loren (17’); 3-0: Juan Carlos (37’); 3-1: (64’); 3-2: (65’); 3-3: (73’).

Vicente Trinidad, entrenador del CD Casinos: “Hemos vivido un partido increíble, en el que nos ha pasado casi de todo… y casi todo en contra. Teníamos el encuentro controlado y el marcador sentenciado, pero hemos encajado el 3-1… y el 3-2, casi inmediatamente, y eso nos ha dejado tocados anímicamente. Luego, con el 3-3, hemos tenido que luchar para mantener un resultado que no nos merecemos, porque hemos trabajado más que nuestro rival”.

No hi ha comentaris

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en