Épico empate (3-3) en el derbi comarcal entre Atlètic Vallbonense y Llíria CF

El derbi comarcal que ha enfrentado a Atlètic Vallbonense y Llíria CF no ha defraudado y ha estado marcado por la incertidumbre en su desenlace, con constantes cambios en el marcador en el último tramo del partido.

JGC

“Está visto que, si marcamos 5 goles, no logramos ganar los partidos”. Era un reflexión de uno de los jugadores locales, tras la disputa del partido; y, efectivamente, el Atlètic Vallbonense ha vuelto a evidenciar que su inesperada eficacia goleadora (lleva 12 goles en 7 partidos) no le está permitiendo sumar tantas victorias como cabía esperar. Por su parte, el Llíria CF sigue en la zona alta de la tabla clasificatoria y sigue dando muestras de mucho ser un equipo a tener en cuenta.

Al final ha habido reparto de puntos entre dos equipos distintos en sus planteamientos, aunque son conjuntos igualmente efectivos y bastante parejos en sus fuerzas. Por un lado, el Atlètic Vallbonense ha sido muy ambicioso: ha creado más ocasiones de gol que su rival y se ha volcado, en la medida de sus posibilidades, sobre el marco rival; además, nunca se ha resignado a sufrir una derrota y ha exhibido una capacidad de anteponerse a las adversidades muy meritoria…

… frente a esto, el Llíria CF se ha mostrado como un equipo muy serio, con las ideas claras y con mucho oficio: le ha cedido voluntariamente la iniciativa a su rival, porque posee delanteros muy verticales y rápidos, que le permiten ser letal a la contra; además, un equipo que marca 3 goles fuera de casa realmente no merece ser derrotado. Sus jugadores manejan bien el esférico y se repliegan de forma eficaz.

El partido ha comenzado algo tosco, con demasiado balonazo por parte de los dos equipos. En el conjunto visitante destacaba el trabajo de Javi Muedra, un delantero familiarizado con la lucha de trincheras: se ha peleado contra todos los jugadores locales que han querido entrar en su guerra y casi siempre ha logrado salirse con la suya: ¡qué delantero tan completo es y cómo sabe aprovechar todas sus armas! Lo han acompañado, en los flancos, los veloces Juanito y Rafa, dos auténticos estiletes en las bandas: con ellos, el temor entre los aficionados rivales está más que justificado.

En el conjunto local, al encomiable trabajo del ariete Capella (un auténtico fajador, que presiona durante todo el partido y pelea hasta la extenuación) se han unido la aportación ofensiva de Fort, que desplaza el balón en largo de forma magistral, y las incursiones desde la banda izquierda del Juanvi, un todocampista zurdo que progresa por su carril con una vivacidad difícilmente igualable.

Las primeras llegadas al área rival han sido del Atlètic Vallbonense: Capella ha protagonizado varias, aunque sin fortuna… y un remate de Migue, tras un libre directo ejecutado por Fort que se ha estrellado contra la barrera defensiva, ha obligado a Isma a despejar el balón con la pierna. También ha tenido alguna aproximación el Llíria CF que sí ha aprovechado la primera oportunidad verdaderamente clara: una galopada de Rafa, por la izquierda, ha acabado en un pase al segundo palo que le ha permitido a Juanito marcar el 0-1.

El equipo local ha intentado reaccionar y, de hecho, ha tenido varias ocasiones para equilibrar el marcador; sin embargo, le ha faltado acierto y el descanso ha llegado con un tanteo favorable para los edetanos.

En el inicio del segundo período el equipo de La Pobla ha saltado al terreno de juego un poco más ambicioso (y con más garra). Migallo, que no estaba teniendo una actuación brillante hasta ese momento (luego ha tenido mucha más presencia), ha regateado a un rival y le ha cedido el balón a Fort, quien ha enviado el esférico al fondo del marco rival con un remate potente, raso y colocado, ante el que nada ha podido hacer el cancerbero rival.

El entrenador local ha sido muy ambicioso y ha dado entrada a Rueda (en sustitución de Manolo). Poco después de entrar, el killer del Atlètic Vallbonense ha tenido el 2-1 en sus botas… pero el portero ha evitado el gol, enviando el balón a córner. Sin embargo, en una jugada aislada ha llegado un penalti (por manos dentro del área) a favor del Llíria CF, que ha permitido a Julio marcar el 1-2. Pablo, el arquero local, ha estado muy cerca de despejarlo… pero el balón ha acabado entrando.

Nuevamente se ha estirado el equipo poblano, en busca del empate: se han creado ocasiones más o menos claras, pero el empate no llegaba; y, cuando parecía que los locales no iban a lograr entrar de nuevo en el partido, un garrafal error (por falta de entendimiento entre el portero visitante y uno de sus defensas) ha propiciado a Capella marcar el 2-2. Y seamos justos: el fallo de comunicación edetano ha sido grave, pero el corpulento delantero de Benaguasil ha seguido la jugada y ha sabido provocar una situación que se ha acabado convertiendo en gol; un gol 100% Capella, que siempre persigue el balón… hasta conseguir marcar, cuando cualquier otro dejaría de correr.

Quedaban entonces poco más de cinco minutos para llegar al 90, más el tiempo añadido: afortunadamente para los espectadores, los jugadores de ambos equipos no se han conformado con el 2-2 y han apostado por el espectáculo. El Llíria CF no se ha venido abajo; sabía que iba a disponer de otra ocasión y no se equivocaba: en un rápido contragolpe ha aprovechado un agujero en la zaga local para marcar, cuando se cumplía el tiempo reglamentado, el 2-3. La jugada ha sido perfecta y el remate de Fran, inapelable.

Los aficionados locales no podían creerlo: se les escapaba un partido que no merecían perder… pero la eficacia goleadora del Llíria CF, que tiene dinamita en ataque, apuntaba a la primera derrota del equipo de La Pobla en el Estadio Mas de Tous. Sin resignarse a este desenlace, el equipo poblano ha apretado los dientes, dispuesto a pelear hasta el pitido final… y, en el minuto 92, un remate de cabeza de Fort, tras un saque de esquina, ha llevado el 3-3 al marcador… entre los gritos de alegría de la hinchada local.

Aún ha habido tiempo para una ocasión para cada equipo, porque ninguno de los dos contendientes se conformaba con el empate. Pero el derbi del Camp de Túria ha finalizado en tablas en un partido épico, lleno de emoción y de variaciones en el marcador.

El técnico local, Paco Monterde, se ha mostrado enfadado con el resultado obtenido: “No me ha gustado el arbitraje: el árbitro ha pitado un penalti al Llíria CF, pero no ha visto ninguno de los dos que hemos reclamado nosotros, y creo que nuestras quejas son justas. Por otro lado, seguimos encajando demasiados goles: el equipo trabaja muy bien y está marcando goles con facilidad, pero encajamos demasiados tantos y eso nos complica mucho las posibilidades de victoria. En cualquier caso, merece destacarse la capacidad del equipo para superar los golpes recibidos: los chavales no se rinden y pelean, dándolo todo sobre el césped. Y hoy hemos jugado contra un equipo muy serio”.

Atlètic Vallbonense: Pablo; Marc, Rafa Soler, Enric, Manolo (Rueda, 62’); Migue (Rueda, 79’), Migallo, Fort, Álex (David, 81’), Josemi; Capella.

Llíria CF: Isma; José Tomás, Escriche (Mateo, 61’), Alberto, Veses; Rubén, David, Julio, Rafa (Jesús, 66’); Juanito (Christian, 80’), Javi Muedra (Fran, 73’).

Árbitro: Robles García; amonestó a los jugadores locales Capella, Fort, Álex y Marc; y a los visitantes Escriche, Fran, Alberto y Julio. También al entrenador local, Paco Monterde.

Goles: 0-1: Juanito (37’); 1-1: Fort (54’); 1-2: Julio (p) (70’); 2-2: Capella (84’); 2-3: Fran (90’); 3-3: Fort (92’).

 

No hi han comentaris

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en