El joven acusado de matar a tres vecinos de La Pobla de Vallbona, condenado a 59 años en un centro psiquiátrico

V.R.E., el joven de 24 años acusado de matar el 28 de mayo de 2007 a su antigua novia, la madre de ésta y el primo de la joven, ha aceptado cumplir una pena de 59 años de internamiento en un centro penitenciario psiquiátrico (según se apunta, en Fontcalent).

El ministerio fiscal solicitaba 85 años de cárcel, pero al final ha aceptado que V.R.E cumpla 59 años de internamiento en un centro psiquiátrico; aunque, como mucho, cumplirá 25 años de esa condena. Éste ha sido el acuerdo al que han llegado Fiscalía y defensa del acusado.

El psiquiatra que lo atendió considera que V.R.E., de origen ucraniano y adoptado por una familia de La Pobla de Vallbona, estaba deprimido después de que se rompiera la relación que mantenía con su novia, S.C.M. Además, añade el psicólogo, tenía problemas para adaptarse al nuevo ambiente en España. V.R.E. llegó junto a su hermano, dos años menor que él, cuando tenía 17 años. El triple asesinato lo cometió cuando ya contaba 22. Los forenses aportan otro dato distinto: un posible caso de psicosis, derivado del consumo de cocaína.

Los jueces consideran probado que V.R.E. planeó de forma cuidadosa los asesinatos: S.C.M. había decidido acabara con la relación sentimental existente, debido a los celos de su novio. Él joven se cambió el color del pelo y entró a la casa de la madre de su ex novia, a la que asestó 41 puñaladas con un machete. La madre de ésta, alertada por los gritos, acudió a socorrerla. V.R.E. la mató, tras acuchullarla en 12 ocasiones. Después, V.R.E. leyó el diario de la antigua novia, para comprobar si ésta le había sido infiel. También buscó alguna otra prueba de supuesta infidelidad en el ordenador de S.C.M.

El primo de S.C.M., al que todos consideraban el mejor amigo de V.R.E., le había recriminado los malos modos que había empleado con su antigua novia, desde que la relación entre ambos hubiera acabado. Es por ello que V.R.E acudió a casa de su primo y provocó un incendio en la habitación en la que dormía; el fuego se extendió rápidamente y le causó heridas en el 90% del cuerpo. Finalmente falleció, horas después, en el Hospital de La Fe.

Sin muestras de arrepentimiento
Esos hechos tuvieron lugar en la madrugada del 27 al 28 de mayo de 2007. Dos años después, en el juicio que se ha celebrado hoy en la Ciudad de la Justicia de Valencia no ha mostrado en ningún momento ni arrepentimiento ni sentimiento de culpa por los hechos que se ha demostrado que cometió. Ni siquiera el dolor de los familiares de las víctimas ha logrado cambiar su actitud.

Incluso se ha encarado con los familiares, cuando lo han increpado con insultos, y se ha mostrado provocador y soberbio en todo momento, tanto cuando ha hablado el representante del Ministerio Fiscal como cuando ha tomado la palabra el Presidente del Tribunal.

 

No hi ha comentaris

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en