Paralizan el desahucio de un matrimonio con una hija de 10 años

El juez da un plazo de dos meses para que Tomás y Carlota, que se encuentra hospitalizada, dejen su vivienda en la Pobla de Vallbona

Miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Camp de Túria han anunciado esta mañana laparalización del desahucio de una familia en la Pobla de Vallbona. El juez ha otorgado un plazo de dos meses para que Tomás y Carlota, que se encuentra hospitalizada, dejen su piso en el que viven con dos de sus tres hijos, la menor de 10 años. Desde el Centro de Mediación del Colegio de Abogados de Valencia han apuntado que han sido los encargados de las gestiones de la prórroga judicial.

El caso de Tomás y Carlota no es nuevo. La PAH de Camp de Túria ocupó el 14 de enero del pasado año la sucursal de Cajamar en La Pobla de Vallbona para exigir la paralización de la subasta de la vivienda de la que esta mañana iban a ser desalojados.

Los miembros de la PAH han anunciado, sin embargo, que el juez les conceda un plazo de dos meses para que puedan encontrar una vivienda alternativa ya que la mujer se encuentra hospitalizada y la menor de los hijos de 10 años estaba en el colegio.

Hace un año, el matrimonio a través de la medicación de la PAH lograron el compromiso escrito de la entidad bancaria para la firma de la dación en pago, pero según han manifestado fuentes de la plataforma el banco “les añadió una mochila de 15.000 euros al que no pueden hacer frente”.

Según estas mismas fuentes, este fin de semana fueron alertados por el matrimonio de que les había llegado la orden de desalojo para hoy lunes, por lo que esta mañana a primera hora “hemos ido al juez para que parara el desahucio y autorizara dos meses más de prórroga”.

Una vez conseguido el objetivo, la plataforma ha paralizado la acción prevista en la que se había movilizado a medio centenar de personas y ha lamentado que “dadas las circunstancias en las que se encontraba Carlota, enferma, ingresada en el hospital y con la niña en el colegio los quisieran dejar en la calle y sin sitio para ir”.

Fuentes de la PAH aseguran que en el acuerdo de la dación en pago pese a que les quedaban 15.000 euros, “el juez dijo que no tenía que haber esa mochila” y “el banco si esta semana dejaban el piso le perdonaban la deuda pero no tenían vivienda alternativa”.

Desde la plataforma apuntan que la intención del matrimonio es que una vez finalice el curso trasladarse a otra vivienda.

En la vivienda además de Tomás  y su mujer, Carlota, viven dos de sus hijos, de 10 años y 24 años y, ocasionalmente su hija de 27 años que se encuentra en el paro y es madre de una niña de 6 años.

Tomás es autónomo y regenta un negocio de comidas para llevar en el municipio y su mujer, ahora hospitalizada, ha estado en tratamiento por severos trastornos de ansiedad desde que comenzó el calvario por  vivienda que compraron en el año 2006 a través de la  hipoteca que le concedió Cajamar.

Desde el Centro de Mediación del Colegio de Abogados de Valencia han manifestado a Infoturia.com que las gestiones para tramitar la prórroga judicial han correspondido a este sevicio.

No hi han comentaris

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en