El Atlètic Vallbonense gana a la UD Quart de Poblet (3-2) gracias a su buen juego y la dosis justa de suerte

Por una vez le fueron bien las cosas al Atlètic Vallbonense, ante un rival (la UD Quart de Poblet) que se presentaba en el Mas de Tous como segundo clasificado del grupo II de Regional Preferente.

JGC

En el mundo del fútbol, mucha gente se indigna cuando se le habla de suerte: son personas que creen en el trabajo, en el mérito (propio o ajeno), en las virtudes/defectos de cada equipo… todas las opiniones son respetables, pero hay veces que lo que marca una victoria o una derrota es un factor tan variable como es la suerte. Y esta vez la fortuna acompañó a los jugadores entrenados por Vicente Fuster, Fragua.

El guión del partido, para el Atlètic Vallbonense, era el de casi siempre: esperar atrás, con orden defensivo y mucha entrega, y esperar que algún contragolpe fuera aprovechado por la gente de ataque para marcar algún gol… la composición de la línea de medios (Álex García, Roca, Rafa Soler) era una declaración de intenciones: el partido iba a ser una guerra de trincheras, con mucho desgaste y poca circulación de balón.

Desde el primer minuto se vio claro que el eficiente trato del esférico es una de las virtudes de la UD Quart de Poblet: es lo que te da tener un centro del campo bien organizado, en el que destaca Braulio. El Atlètic Vallbonense lo sabía, y trataba de dificultar el manejo del esférico al conjunto local, lográndolo sólo a veces.

En el primer tiempo no hubo demasiadas ocasiones, y prácticamente todas fueron del conjunto visitante… aunque básicamente era en jugadas a balón parado: en este apartado, sorprendía la actuación de Pablo, un portero casi siempre solvente, pero en esta ocasión muy fallón… cosa inexplicable: el guardameta local transmitía inseguridad porque no lograba nunca hacerse con el balón.

Sin embargo, en la primera aproximación real de peligro del Atlètic Vallbonense llegó el 1-0: Fort ejecuta un libre directo, el balón se estrella en un defensor y el propio Fort engancha un potente remate, con una parábola extrañísima, que acabó con el guardameta visitante por los suelos (totalmente desorientado) y el balón dentro de su portería. Era el minuto 41 y, si se aplicaba en defensa el conjunto local, iba a poder llevarse un resultado favorable a los vestuarios.

Sin embargo, la suerte aún no estaba con el Atlètic Vallbonense. Sólo un minuto y medio después, una falta en los aledaños del área local se convirtió en el preámbulo del 1-1: Pablo atacó el balón por los puños (por primera vez en el partido), con decisión… y el balón acabó a los pies de Ramsés, quien acabó enviando el esférico al fondo de la portería local. Jarro de agua fría para aficionados y jugadores locales… que escucharon el pitido del árbitro, señalando el final del primer tiempo, con una cara más propia de un funeral que de un partido de fútbol.

Lo bueno del fútbol es que es posible redimir una mala actuación si se tiene el talento y la personalidad necesaria; y pablo, el cancerbero poblano, posee estas dos cualidades. Si en la primera parte había protagonizado el guardameta local una mala actuación, en la segunda mitad se erigió en figura indiscutible del partido, con varias paradas antológicas.

Los futbolistas de la UD Quart de Poblet saltaron al terreno de juego, ya en el segundo tiempo, con el convencimiento de que iban a lograr el triunfo… y estuvieron muy cerca: Pablo evitó el 1-2 a la salida de un córner, con una parada extraordinaria… y eso fue una desgracia para el equipo visitante, porque el meta local cogió moral y ya no hubo forma de superarle: a lo largo del segundo tiempo hizo otras cuatro paradas sensacionales que le dieron la vida a su equipo.

Y como en el fútbol también hace falta una dosis de suerte (como ya comentábamos antes), ésta llegó poco después: Fort, que firmó una magnífica actuación, recorrió la banda izquierda como si fuera un extremo y centró al área, cuando llegó al córner… hasta allí había llegado Roca, quien remató el esférico después de que éste golpeara a un defensa visitante… y el balón entró, mansamente, después de ser tocado por el portero: 2-1 para los locales, en la primera aproximación local a la portería rival.

Y como no hay dos sin tres, sólo cinco minutos después llegaba el 3-1: Rafa Soler quiso sumarse a la fiesta con un remate de volea espectacular, que hizo inútil la estirada del portero visitante y levantó de sus asientos a la grada local; podrán verse goles tan impresionantes como el de este central reconvertido a mediocentro… pero mejores es imposible.

El 3-1 fue un hachazo para la UD Quart de Poblet, que no podía creer cómo se le escapaba un partido que no contaba con perder. Lo intentaron los jugadores visitantes, pero Pablo y el resto de los jugadores del Atlètic Vallbonense estaban demasiado metidos en el partido para dejarlo escapar… los futbolistas locales se vaciaron sobre el césped, veteranos como Fort y Rueda dieron muestras de su experiencia en este tipo de partidos y los minutos fueron pasando sin que peligrara el triunfo local…

Llegó entonces el tiempo añadido y volvió a asomarse el esperpento que tantas otras veces ha condenado al Atlètic Vallbonense: un jugador visitante envía un pase en profundidad a Jabu y Manolo y Migallo resbalan de forma sucesiva… Jabu entra en el área local y Álex García lo derriba: penalti, convertido en gol por Braulio. Más sufrimiento para los corazones de la hinchada local, que acabaron con las existencias de tila del bar del campo de fútbol…

Con el Atlètic Vallbonense defendiéndose como gato panza arriba aún hubo un centro desde la izquierda del ataque visitante que no encontró rematador, en una acción ante la que nada habría podido hacer el meta local… ¿Existe o no existe la suerte en el mundo del fútbol? Nosotros creemos que sí, y consideramos que es de justicia que la que nunca acompaña al Atlètic Vallbonense le premiara en esta ocasión; otra cosa habría sido el colmo del infortunio.

Al final, 3-2 y victoria importantísima para el conjunto de La Pobla de Vallbona, quele permite dar un paso vital al equipo de Fragua en su misión de evitar el descenso de categoría.

Atlètic Vallbonense: Pablo; Manolo, Migallo, Enric, Mecu; Adrián (Migue), Álex García, Rafa Soler (Keko), Roca, Fort (Juanvi); Cristian (Rueda).

UD Quart de Poblet: Vallés; Víctor, Ramsés, Madrid, Cases; Parra, Braulio, Alcántara, Javi Santos; Toni Antón, Fontecha (Jabu).

Goles: 1-0: Fort (41’); 1-1: Ramsés (43’); 2-1: Roca (60’); 3-1: Rafa Soler (65’); 3-2: Braulio (p) (93’).

Jugadores Más Destacados: Pablo, Enric, Rafa Soler, Fort.

Fragua, entrenador del Atlètic Vallbonense: “Para nosotros era importantísimo ganar hoy, porque el equipo debe empezar a ganar partidos en casa si quiere quedarse en Regional Preferente. Creo que hemos hecho un partido serio, ante un equipo de los mejores de la categoría, como demuestra el hecho de que sigue siendo el segundo clasificado… incluso después de haber perdido hoy contra nosotros. Hemos planteado bien el partido y la gente del centro del campo ha trabajado mucho y muy bien. Cristian nos da presencia en el área rival y, con la recuperación de Rueda, ya tenemos armas para hacerle daño a cualquier rival”.

 

No hi ha comentaris

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en