El modelo de gestión de las urbanizaciones genera dos ‘bloques políticos’ en Llíria

La fórmula que se determina para gestionar las urbanizaciones está generando controversia entre las distintas formaciones políticas de Llíria, que tienen posturas divergentes: quienes consideran positiva, en determinadas circunstancias, la puesta por la gestión indirecta y quienes se oponen a este modelo.

José García

¿Gestión directa o indirecta en las urbanizaciones? Esa es la cuestión política del momento en Llíria. El equipo de gobierno, del PP, ha llegado a acuerdo con vecinos de tres urbanizaciones de la localidad (las últimas, ‘Edeta’ y ‘La Sima’) para que adopten el modelo de gestión indirecta (en el que las asociaciones de vecinos se encargan de tramitar el proceso de urbanización y optan por la oferta de la constructora que pueda ofrecer mayores ventajas económicas y de financiación).

En el último pleno del consistorio edetano, celebrado el pasado 27 de julio, los votos de PP y PSPV-PSOE sirvieron para aprobar la propuesta de los propietarios de las urbanizaciones ‘Edeta’ y ‘La Sima’ para optar por la gestión indirecta.

Desde la formación socialista se ha explicado su postura en dicho pleno señalando que “se debe urbanizar respetando los intereses y la voluntad mayoritaria de los propietarios, cuando éstos determinan el tipo de gestión que consideran más adecuado, siempre que se sigan los cauces legales y cuente con la disponibilidad del Ayuntamiento”.

El portavoz del PSPV-PSOE, Alfred Rodilla, ha recordado que “este procedimiento urbanizador es posible gracias a las decisiones tomadas en la legislatura 1991-95 por el alcalde socialista Ricard Torres”. A estas actuaciones contrapone Rodilla “los 15 años de gobierno popular en las instituciones autonómicas”.

Sin embargo, otras formaciones opositoras han mostrado su rechazo a este tipo de actuaciones. Representantes de ‘Iniciativa per Llíria’ y BLOC (que se presentarán de forma conjunta, a las próximas elecciones locales y autonómicas como ‘Coalició Compromís’) aportan “modelos de desarrollo de urbanizaciones más económicos, con financiación y posibilidades de ser ejecutados por fases”.

Según señala el secretario local del BLOC, Rafa Cotanta, la oficina AMIGU no ha cumplido las expectativas “y ha conducido a los propietarios a entregar la gestión a empresas privadas, proponiendo unas bases particulares de licitación perjudiciales a los intereses de los propietarios y vecinos, al mismo tiempo que avalan un posible encarecimiento de las mismas”.

Cotanda añade que “PP y PSOE no han contemplado que estas urbanizaciones están semiconsolidadas y que la ley les ampara para no tener que pagar servicios que ya existen y que el ayuntamiento pretende que vuelven a pagar” y destaca que “en el caso de la urbanización ‘Edeta’, la inactividad e inoperancia del PP han hecho que el precio de urbanización se haya duplicado, pasando de los 2.483.901,46 euros en 2002 a los 4.404.788,74 euros en 2010”.

Para el portavoz de ‘Iniciativa per Llíria’, Paco García, “con esta modalidad, los vecinos son los grande perjudicados, ya que los precios de licitación son mucho más elevados que los que han barajado con las empresas: En ‘Edeta’ se ha pasado de 27,02 euros IVA incluido/m2 al precio real de licitación que va a ser de 40,23 y en La Sima de 26,97 a 37,40 euros”.

Desde la ‘Coalició Compromís’ se afirma que hay otro modelo de gestión “en la que, de entrada, los vecinos pueden ahorrarse entre un 10 y 20% sobre el precio que se marca ahora” y que piensan aplicar la próxima legislatura si este partido forma parte del equipo de gobierno.

El equipo de gobierno de Llíria, por su parte, considera positivo el resultado del pleno: según el alcalde edetano, Manuel Izquierdo, “poner en marcha el PAI por gestión indirecta  permitirá urbanizar sus calles, lo que redundará en un mayor bienestar para todos los vecinos de Edeta y La Sima”.

Según Izquierdo, “la nueva coyuntura económica ha permitido que las ofertas de las empresas sean más competitivas, con un menor precio, por lo que ha favorecido la puesta en marcha de los procesos de urbanización”. Además, el alcalde ha señalado que “Llíria avanza gracias a un equipo de gobierno que se preocupa por sus vecinos, sin excepciones”.

Por su parte, la concejal de Urbanizamo, Reme Mazzolari, ha criticado a los concejales Paco García y Rafa Cotanda: “su credibilidad está bajo cero y lo que prometen a los propietarios de la urbanización es un engaño más”. Según Mazzolari, “la oficina AMIGU ha sido una gran ayuda para los vecinos de las urbanizaciones de ‘La Sima’ y ‘Edeta’, ya que se les ha prestado asesoramiento jurídico y les ha permitido convocar asambleas”.

3 Comments
  1. Que verguenza de Ayuntamiento el de Llíria, no para de mentir. Los vecinos de las urbanizaciones no somos considerados como vecinos de Llíria, estamos al límite porque cada mes tenemos un quebradero de cabeza con el tema de urbanizar y si podremos hacer frente al coste.
    QUE VERGUENZA¡¡¡

  2. Iniciativa y Bloc son los unicos que han demostrado defender a los vecinos. PP y PSOE con su actitud solo defienden los intereses de las empresas urbanizadoras.

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en