Autoridades locales y autonómicas visitan la Planta de Tratamiento de Residuos Urbanos de Llíria

Video de la visita a la Planta de Tratamiento de Residuos urbanos Vídeo visita de las autoridades
Galería imágenes de la Planta de Tratamiento Residuos urbanos de Llíria Galería de la visita a las instalaciones

Alcaldes de los 61 pueblos que forman parte de la zona en que se encarga el Consorcio Valencia Interior (CVI) de ofrecerles el servicio de tratamiento de residuos urbanos, acompañados por la consellera de Medio Ambiente, Isabel Bonig, visitaron ayer el estado de las obras de la Futura Planta de Tratamiento de Residuos Urbanos, así como el antiguo vertedero edetano, que ha sido sellado.

José García

Clausura del antiguo vertedero
El proyecto para sellar y recuperar ambientalmente la zona de la Canyada Parda, en donde se encontraba el vertedero de Llíria, ha contado con un presupuesto de aproximadamente 1,5 millones de euros: de ellos, una tercera parte de la cuantía ha sido abonado por el ministerio de Medio Ambiente del gobierno de España, mientras que el coste del resto de esta actuación ha sido pagado con fondos de la Generalitat Valenciana.

Esta actuación ha consistido en la recogida y tratamiento de los lixiviados almacenados en el fondo del vaso de vertido, la canalización de los gases generados como consecuencia de la descomposición de la basura, la impermeabilización y cubrición del vertedero, la canalización perimetral de las aguas pluviales y la revegetación de toda la zona.

Para el alcalde de Llíria, Manuel Izquierdo, “con el sellado y la recuperación ambiental del vertedero de Llíria se ha conseguido recuperar un pulmón verde de la localidad; los vecinos de Llíria estamos de enhorabuena, porque hemos podido recuperar una parte del paisaje en la partida de la zona, poniendo en valor su ecosistema”.

Este vertedero fue clausurado en 2007, debido a la aplicación de unas disposiciones legales nuevas, que suponían mayores exigencias medioambientales para la gestión de las basuras y los residuos, así como por la puesta en funcionamiento del Plan Zonal de Residuos.

Nueva Planta de Tratamiento de Residuos Urbanos
La futura planta de tratamiento de residuos urbanos, que ocupa una superficie de 56.000 metros cuadrados y ha requerido de una inversión de 18,4 millones de euros, permitirá la recuperación de materiales valorizables que se encuentran en los residuos urbanos en masa, así como el compostaje de la materia orgánica presente en los mismos.

Además, cuenta con un aula destinada a actividades de educación ambiental. Se prevé que entre en funcionamiento a partir del próximo mes de octubre, en una fase de pruebas. La empresa que se va a hacer cargo de la gestión de los residuos ha obtenido dicha concesión para los próximos 20 años.

Esta planta consta de cuatro grandes áreas:

1.- Zona de recepción y acceso. Consta de una báscula de pesaje para camiones, plataforma de maniobras y descarga de residuos urbanos en dos fosos de hormigón armado: uno para materia orgánica selectiva y el otro para residuos urbanos en masa.

2.- Pretratamiento seco. Línea de tratamiento en la que se dividen los residuos urbanos en tres grandes grupos (materia orgánica; fracción para la recuperación de envases ligeros, magnéticos y electromagnéticos; y fracción de otros reciclables).

3.- Compostaje. Espacio en el que las podas trituradas se estabilizan e higienizan, durante 2 semanas, aportándole la humedad y temperatura adecuada para convertir el conjunto en el futuro compost.

4.- Maduración. Lugar en el que la materia orgánica se consolida, durante 6 semanas, con lo que se acaba obteniendo en compost que se empleará como abono.

Según los dirigentes del CVI, de las 80.000 toneladas que se tratarán anualmente en la Planta de Residuos Urbanos de Llíria, aproximadamente 35.000 toneladas de material orgánico se enviarán a la planta de Caudete de las Fuentes, en donde podrán obtenerse unas 20.000 toneladas de compost; además, unas 10.000 toneladas se podrán emplear en reciclar materiales diversos (plásticos, metales, vidrio y maderas).

El material no reutilizable también se depositará en la planta de dicha población. De las 120.00 toneladas de residuos urbanos que se generan en las 61 poblaciones que forman parte del CVI, 80.000 serán tratados en Llíria, enviándose el resto a Caudete de las Fuentes.

La Planta de Tratamiento de Residuos ha tenido un coste de 18,4 millones de euros, que han sido abonados por la empresa que va a gestionar los residuos durante los próximos 20 años. Esa cantidad será, a su vez, se está repercutiendo en los vecinos de las poblaciones a través de la tasa que ya se está pagando.

Los representantes del CVI han confirmado a InfoTúria que no se prevé que la cuantía de dicha tasa vaya a reducirse, una vez hayan finalizado las obras de esta planta, ya que la cantidad establecida en los recibos que se abonan anualmente ha establecido una cifra constante a lo largo de los 20 años.

Del mismo modo, y para abaratar la cantidad que se paga en cada recibo, ya se ha tenido en cuenta el uso que se le dará al material que sí se puede volver a utilizar, una vez es reciclado. Sin embargo, en caso de que se registraran unos niveles sensiblemente distintos a los fijados en las condiciones por las que se asignó la explotación de este servicio a la empresa concesionaria, sí se contemplaría una revisión de la cantidad que debe pagar cada vecino.

Valoraciones de políticos y representantes del CVI
Acerca de esta planta, el alcalde de Llíria ha destacado que con ella se da un paso más hacia “una gestión respetuosa con el medio ambiente y se suma de este modo a las políticas ecológicas”, ya que “va a permitir que nuestras comarcas sean autónomas en la gestión y eliminación de desechos sin depender de otras entidades que pudieran paralizar nuestro desarrollo”.

Para el presidente del CVI, Javier Cervera, es importante incidir en el aspecto legal: “Con esta planta se da una respuesta adecuada y que cumple con las leyes establecidas respecto al modo en que se deben gestionar los residuos urbanos, de una forma eficiente. No es un capricho haber tomado la responsable decisión de dejar atrás la época en la que los residuos se depositaban en vertederos y emplear modernos espacios en que éstos son tratados de forma adecuada”.

La consellera de Medio Ambiente, Isabel Bonig, ha destacado que “el territorio no se puede deslocalizar, por lo que es fundamental tomar decisiones que contribuyan a no deteriorar nuestro territorio” y ha destacado que se ha producido “un cambio en el modelo del tratamiento de residuos, influido por el cambio de mentalidad respecto a este asunto, a favor de valores de respecto medioambiental y sostenibilidad, y a las modificaciones que se han producido en la normativa vigente”.

 

 

 

No hi han comentaris

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en