Recuperan 8 kilómetros de trincheras de la Guerra Civil de la línea El Puig-Carassols

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria concluye la catalogación de todos los elementos para acometer su restauración

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha concluido la fase de catalogación de los 8 kilómetros de trincheras de la Guerra Civil que recorren de norte a sur el término municipal y que se incluyen en la línea defensiva El Puig-Carassols antes de acometer las tareas de restauración de este patrimonio histórico.

El departamento de patrimonio del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha remitido a la Dirección General de Reformes Democràtiques, dependiente de la Conselleria de Justicia, un listado con todos los vestigios y restos de la Guerra Civil y de la dictadura ubicados a lo largo del término para incluirlos en el estudio que la Generalitat ha puesto en marcha sobre este periodo de la historia de España.

En el catálogo elaborado por el consistorio figuran tres zonas de refugios: colegio Miguel de Cervantes, cementerio y ferrocarril; un búnker en la zona de la Cabrassa y otras siete áreas compuestas por las trincheras: cantera Aridelsa, Polvorín, Llobatera, carretera CV-370, els Pous, Valencia la Vella y la Vallesa.

En total suman alrededor de 8 kilómetros de distancia que discurren entre el inicio de la línea del área norte en la Vallesa y el área sur de Carassols.

Esta línea de defensa sobre la ciudad de Valencia fue clave durante la Guerra Civil como escudo de protección a la hora de disuadir a las tropas de Franco, ya que era una fortificación situada estratégicamente para impedir el avance desde las carreteras de Barcelona hacia la capital valenciana.
        
Los cerca de 8 kilómetros de esta línea que atraviesan el término de Riba-roja entre la Vallesa y Carassols disponen de múltiples de los elementos que conformaban en aquel periodo las trincheras defensivas: refugios, túneles, pasillos de conexión entre los mismos y nidos de ametralladora que no llegaron a utilizarse porque las tropas de Franco no se acercaron a Valencia.  

El alcalde socialista de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha culpado del estado de abandono de la línea de defensa de las trincheras a “la dejadez que en su momento el gobierno del PP practicó sobre este patrimonio”, cuyo estudio ha defendido como “necesario para conocer mejor esta parte de la historia de España olvidada y mancillada pero que ahora tenemos el firme compromiso de difundirlas como uno de nuestros atractivos”.

La voluntad del nuevo equipo de Gobierno es recuperar la totalidad de la línea de defensa “en un periodo corto de plazo” para convertirla en uno de los reclamos turísticos de la localidad y “por tanto, una fuente de generación de actividad económica y creación de empleo a semejanza de otros municipios”.      

Entre los elementos singulares que actualmente perduran de aquella época destaca un refugio bajo el colegio Cervantes en pleno casco urbano, utilizado también como hospital militar durante el conflicto bélico y el antiguo acuartelamiento de artillería, ubicado sobre la montaña de Carassols, donde
se conservan las cámaras en las que se almacenaba la artillería pesada, la ligera y la pólvora, una situación singular en toda la línea del Puig-Carassols.   

 

1 Comment

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en