El Ayuntamiento emprenderá acciones para evitar el cierre del centro de conservación y explotación de la A3

El consistorio de Riba-roja de Túria alegará motivos de seguridad de los vecinos y la pérdida de 20 puestos de trabajo

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria iniciará acciones junto a los trabajadores ante Demarcación de Carreteras del Estado en la Comunidad Valenciana  para evitar el cierre del centro de conservación y explotación de la A3 alegando motivos de seguridad de los vecinos que diariamente utilizan esta vía y como apoyo a las familias de los 20 trabajadores perderán su empleo.

Un grupo de trabajadores del Centro de Conservación y Explotación de la A3, encabezados por el secretario general de CC.OO. en la Comunidad Valenciana, Miguel Montalbán, se han reunido hoy con el alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga y el concejal de Transportes, Rafael Gómez, para solicitar el apoyo del consistorio en su rechazo ante el inminente cierre del centro V2 ubicado en el término municipal.

La decisión del Ministerio de Fomento de reordenar el servicio de mantenimiento y reducir el número de sectores en los que se divide la red de carretera, así como la consecuente reducción de máquinas, recursos humanos y presupuesto “tendrá ‘una repercusión negativa en el servicio ofrecido a los usuarios de la vía y en el mantenimiento del estado de conservación de las carreteras incluidas en los sectores afectados”, aseguran los representantes de los trabajadores.

El cierre del centro, cuya inversión superó el millón de euros, supondrá el despido de unos 20 trabajadores de los 36 actuales. El resto será trasladado al centro de El Rebollar (Requena), a 60 kilómetros de Valencia, “lo que repercutirá en una merma del servicio y aumentará, según los trabajadores ‘la siniestralidad en esta zona”.

Los trabajadores argumentan la necesidad de mantener el centro en varios aspectos, mientras el V2 cubre el acceso a Valencia desde Madrid, con una intensidad media diaria de entre 40.000 y 150.000 vehículos, a lo que se suma la existencia de polígonos industriales y poblaciones importantes en 40 de sus 60 kilómetros, el V6, en Requena tiene una IMD entre 20.000 y 30.000.

Además, en el informe técnico sobre la  conveniencia de la continuidad del contrato de la V2, se argumenta que la vigilancia y la atención a accidentes son mucho más necesarias que en la base de Requena, además de la distancia existente, unos 60 kilómetros, que evitaría el poder prestar un servicio eficiente.

Por todo ello, el Ayuntamiento de Riba-roja iniciará acciones junto a los trabajadores ante Demarcación de Carreteras del Estado en la Comunidad Valenciana  para evitar el cierre del sector V-2 alegando “motivos de seguridad de los vecinos de Riba-roja que diariamente utilizan la A3 y como apoyo a las familias que tras esta decisión perderán su puesto de trabajo”, ha matizado el alcalde, Robert Raga.

El consistorio se reunirá con el jefe del Servicio de Conservación y Explotación de Carreteras del Estado en la Comunidad Valenciana, Jorge Iranzo, para “exigirle la paralización inmediata del cierre” y realizará una visita a las instalaciones de Riba-roja junto al resto de alcaldes de las poblaciones afectadas para conocer de primera mano la situación de los trabajadores.
 

Tags: A3
No hi han comentaris

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en