Programa de consum de fruites i hortalisses en centres escolars de la Comunitat Valenciana

Parados y escolares podrán cultivar frutas y hortalizas en los huertos municipales

El Ayuntamiento de Riba-roja adjudicará los 10.000 metros cuadrados entre particulares, desempleados, colegios y asociaciones

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria destinará 10.000 metros cuadrados públicos al cultivo de frutas y hortalizas para el autoconsumo de los vecinos. Los huertos municipales estarán divididos en parcelas de 50 ó 100 metros cuadrados que se adjudicarán por un máximo de dos años a particulares -50%-, desempleados o en riesgo de exclusión social -30%- a centros escolares -10%- y a asociaciones -10%-.
 

El pleno municipal ha aprobado por unanimidad una ordenanza que regulará la adjudicación y la cesión de huertos municipales en los cerca de 10.000 metros cuadrados de titularidad pública destinados a particulares, desempleados, personas o grupos colectivos en riesgo de exclusión social, asociaciones con sede social en la localidad y centros educativos.

La iniciativa municipal pretende extenderse al máximo de terreno público, aunque dependerá de la demanda de los usuarios y de la ayuda de la Diputación de Valencia para la puesta en marcha de este proyecto.

Los huertos estarán divididos en parcelas de 50 ó 100 metros cuadrados en función de las necesidades y demandas de los usuarios que servirá para el cultivo de frutas y hortalizas para el autoconsumo en los que se emplearán técnicas tradicionales valencianas, ambientalmente sostenibles y sin ánimo de lucro.

Las parcelas estarán cerca de los núcleos de población, tanto del casco urbano como de las urbanizaciones y se adjudicarán por un plazo máximo de 2 años.    

En cada una de las zonas del término municipal se destinará un 50% de los huertos a particulares, otro 30% a desempleados o con riesgo de exclusión social, un 10% para los colegios y, por último, el restante 10% para las asociaciones municipales.

Se exigirá el requisito de ser residente en Riba-roja, estar empadronado un mínimo de un año y se tendrá en cuenta la cercanía de los huertos a la vivienda de los demandantes.

Entre los objetivos que persigue la iniciativa municipal destacan el fomento de una alimentación sana y saludable, crear espacios libres alternativos en contacto con la naturaleza, ofrecer un espacio de esparcimiento y actividad, recuperar espacios inutilizados o desaprovechados, cultivar alimentos a las personas demandantes de ayuda social, implicar al gobierno local y a los ciudadanos en la conservación de la biodiversidad y el fomento de la participación ciudadana y desarrollo sostenible.

La adjudicación de huertos de reserva social tendrá en cuenta un informe previo favorable de Servicios Sociales y una puntuación que obtendrán si no han disfrutado de anteriores convocatorias -10 puntos- todos los miembros de la familia en paro -8 puntos-, algunos miembros sin empleo -5 puntos-, e ingresos familiares de 0 a 12 puntos en función de la cantidad percibida.

Los huertos de reserva particular se adjudicarán en función de los hijos a su cargo, 8 puntos, y la situación de desempleo del demandante, otros 6 puntos, si el solicitante es mayor de 55 años recibirá 3 puntos y la cercanía al propio huerto otros 3 puntos.

La adjudicación de los huertos para los centros educativos se concederán según la existencia de un programa de actividades periódicas en los huertos -12 puntos- y la cercanía a los huertos, otros 8 puntos.

Los huertos destinados a asociaciones sociales se concederán si en sus estatutos se ponen en valor aspectos medioambientales de sus actividades con 12 puntos y por la presentación de un programa de acciones para el resto de colectivos o ciudadanos sobre el cultivo ecológico con 8 puntos.

La ordenanza prohíbe la venta de los productos cultivados, el uso de productos fitosanitarios o abonos químicos y la presencia de animales o ganado en el interior de los huertos.

El Ayuntamiento revocará la adjudicación por el abandono de más de tres meses de las parcelas que tendrán que estar limpias y conservadas y utilizar sistema de riego a manta.

El concejal de Fomento Económico y Agricultura, Rafa Folgado, ha destacado el carácter “ambicioso” de la ordenanza “una de las más avanzadas y modernas de la Comunidad Valenciana” y ha añadido que el objetivo principal “pasa por desarrollar proyectos e iniciativas destinados a ayudar a aquellos colectivos sociales más vulnerables y perjudicados, además de conseguir que aquellas áreas del término municipal como el Barranc de les Monges o dels Moros se regeneren tras años de abandono”.

No hi han comentaris

Respon

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.