El consistorio aprueba la creación una empresa pública que venderá los restos vegetales del municipio, convertidos en ‘pellets’

El Camp de Túria

El Ayuntamiento de Serra ha aprobado la creación de una empresa municipal que gestionará y comercializará los restos vegetales que excedan la cantidad necesaria para emplear como combustible para las calderas de biomasa que se han instalado en varios edificios públicos de la localidad. Con esta actuación, se pretenden ahorrar 70.000 euros al año en consumo.

José García

El equipo de gobierno de Serra trabaja para gestionar del mejor modo posible todos los recursos que se generan a lo largo de año… aunque esos recursos sean simples restos de poda y de masa forestal. En este pequeño municipio situado en plena Sierra Calderona, si hay algo en abundancia son este tipo de ‘residuos verdes’.

A mediados de 2012, la apuesta de los dirigentes locales fue la de adquirir una trituradora que convirtiera estos restos vegetales en ‘pellets’ que, a su vez, pudieran emplearse como combustible de calderas de biomasa. Esas calderas se han instalado ya en la Escoleta Infantil y se prevé instalar otras en los edificios públicos de la localidad (el Ayuntamiento, el Juzgado de Paz, el Centro de Salud y el Colegio Público).

Los datos que maneja el Ayuntamiento de Serra cifran en 1.300 las toneladas que se generan al año en la localidad, pero la demanda para abastecer todos los edificios públicos en los que se pretende generar calor mediante calderas de biomasa se cubre con 700 toneladas. Existe, por tanto, un ‘exceso’ de restos vegetales. Es por ello que se quiere crear una empresa municipal que se encargue de convertir esos ‘residuos verdes’ en ‘pellets’ que, a su vez, puedan ser vendidos.

La técnica para abastecer los sistemas de calefacción se inicia con la recolección de los residuos verdes procedentes de los parques, jardines -públicos o privados-, de las labores agrícolas o de los propios trabajos forestales. Tras un proceso de selección continúa en el triturado del mismo antes de pasar a un procesado del que se obtienen los conocidos ‘pellets’ (unas cápsulas alargadas que actúan como combustible en las calderas de biomasa).

Iniciativa pionera
La creación de esa empresa pública municipal será absolutamente novedosa: de hecho, se convertirá en la primera de la provincia de Valencia. El objetivo, según señala el alcalde del municipio (el socialista Javier Arnal), es múltiple: por un lado, se incide en la política ‘meadioambientalmente sostenible’ que se ha impulsado desde el consistorio. “Con este proyecto de ahorro, al sustituir las calderas de gasóleo por las de biomasa, hemos reducido en 22 toneladas las emisiones de CO2 a la atmósfera”. También se ha reducido el consumo eléctrico, añade el primer edil.

Además, se crearán dos puestos de trabajo y se va a reducir el riesgo de incendios en el municipio: “Con esta iniciativa demostramos una vez más nuestro compromiso con el bienestar de los vecinos de Serra, pero también nuestra voluntad de preservar los espacios naturales que forman parte de la Sierra Calderona”.

1 Comentari

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en