Juan Manuel Darijo recorre 500 kilómetros entre Granada y Benaguasil en el camino #DonarSangreesDonarVida

camino dar sangre llegada

“Si una persona salvara tres vidas yo ya me sentiría satisfecho”

Aquí tienes la galería de fotos de su llegada

 

Juan Manuel Darijo ha conseguido completar los 500 kilómetros que separan la Alhambra de Granada de Benaguasil con un propósito muy claro: conciencia a la gente que donando sangre pueden salvar hasta tres vidas “y como puede hacerlo cuatro veces en un año, cada año puede salvar hasta 12 vidas”.

Así nos lo ha contado el corredor a su llegada a la Casa de los Abenamir de Benaguasil este domingo, dónde aproximadamente un centenar de personas, entre las que se encontraban algunos miembros del consistorio local, le esperaban para darle una calurosa bienvenida.

“No era un reto deportivo ni un reto personal, el único reto era concienciar a la gente que donando sangre puede salvar tres vidas”, nos asegura Darijo quien, además, ha recordado que “ya he donado sangre más de 90 veces en los 40 años que soy donante, pero no es una cuestión en que una persona done mucho, sino que sean muchas la personas que donen”.

No es la primera vez que Darijo se enfrenta a un reto de tantos kilómetros para reivindicar una causa, y es que el año pasado ya recorrió los más de 500 kilómetros que separan Montieleta de Benaguasil de los Pirineos para reivindicar que los mayores de 50 años también son válidos para trabajar. Era el Camino de la Dignidad.

#DonarSangreesDonarVida

Ahora, con el camino Donar Sangre es Donar Vida, ha realizado un viaje de 15 etapas que empezó el pasado domingo 12 de agosto en Granada y concluyó el domingo 26 en Benaguasil, su pueblo.

En este segundo reto solidario de este corredor aficionado, han colaborado el Ayuntamiento de Benaguasil,  InfoTúria.com y empresas y particulares.

No obstante, no todo ha sido un camino de rosas. “Me he encontrado con muchas dificultades, sobre todo a la hora de dormir, y eso que todos los ayuntamientos sabían que día iba a pasar por allí, pues habían recibido una carta y, así y todo, las puertas de los ayuntamientos estaban cerradas”.

Por suerte, en su camino ha encontrado gente de todo tipo y no le ha faltado la ayuda. “He encontrado cuatro o cinco lugares que si no llega a ser por gente caritativa me las habría visto mal para dormir”, nos asegura.

A pesar de las adversidades, Darijo insiste en que el balance es positivo “con que solo una persona que viendo lo que yo he hecho donara sangre, salvaría tres vidas, y esas tres vidas son más importantes que yo me haya destrozado los pies”. “Si una persona salvara tres vidas yo ya me sentiría satisfecho”, asevera.

“Creo que será más de una persona: en la comarca me ha seguido mucha gente, pero con una persona que se haya hecho donante me doy por satisfecho”.

Nuevas maratones por delante

Ahora, Juan Manuel Darijo no descansa todavía, y es que aún quedan retos pendientes. Entre ellos, una Maratón de Donación de Sangre, que aunque le hubiera gustado que se celebrara a su llegada, debe retrasarse por burocracia. “Haremos con el Ayuntamiento de Benaguasil una maratón de donación de sangre donde habrán diversas actividades para animar a la gente a venir”.

Asimismo, tiene otras iniciativas en mente, como la realización de una maratón “pero no al uso, no que todos corramos los 42 kilómetros, sino que cada persona corra un kilómetro para demostrar que 42 personas harán un kilómetro sin esfuerzo, harán un maratón y habremos participado todos”. “Esa maratón quiere ser un ejemplo de que todos juntos podemos hacer más cosas”, concluye.

1 Comment

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.