A punt esports

‘Animal Crackers’: De Bétera al top ten de Netflix

Hablamos con la productora Nathalie Martínez de esta aventura

Nathalie Martínez saborea el éxito del estreno en 200 países de ‘Animal Crackers’ a través de Netflix con una tónica en una terraza de Bétera para combatir el sofocante calor, mientras nos cuenta por teléfono como ha sido el periplo de esta película de animación valenciana que tras tres años de travesía por el desierto de la distribución ha acabado siendo la segunda más vista en la plataforma en Estados Unidos y la octava en España.

Aprovechamos la excusa del lanzamiento el 24 de julio para conocer a esta productora de cine nacida en 1973 en París, donde emigraron sus padres en los años 60. “Toda mi familia es de Bétera. Mis padres, abuelos, incluso mi tatarabuelo fue alcalde de Bétera”-Abdon Aloy Fenollosa (1905-1909)-, cuenta. Tras idas y venidas, que propiciaron que con tres años hablara valenciano, castellano y francés -a los que ha sumado el inglés po su trabajo- se instaló definitivamente a principios de los 80 en el municipio de Camp de Túria, desde donde ha viajado por todo el mundo.

Como productora en una industria, la cinematográfica, manejada por hombres, reconoce que “sigo siendo una rareza, algo exótico”, aunque “lo ideal sería dejar de hablar de perfiles como el mío como una rareza”. Para ello “es importante normalizar el tema de la mujer y no tener actitudes paternalistas. La industria tiene que allanar los caminos, pero los tenemos que andar nosotras. A veces no nos atrevemos. Hay que ser más atrevidas y seguir peleando”, defiende desde su experiencia.

animal crackers

En su caso empezó en el cine como auxiliar de producción, “cortando las calles y cambiando las bolsas de basura del set” hasta que hace 20 años creó su primera empresa. No ha sido un camino fácil, ya que con la crisis del año 2008 y el cierre de Canal 9, que afectó a todo el audiovisual valenciano, tuvo que aceptar diferentes trabajos fuera del sector para sobrevivir. “Fue una etapa durísima pero no perdimos
nunca la ilusión en que esta podía ser nuestra forma de vida”.

La clave para remontar fue el cambio de mentalidad, enfocando al mercado internacional. “El objetivo más loco que persigo es que podamos poner en valor
nuestro talento porque los artistas españoles de animación están muy reconocidos fuera. Lo ideal es que pudiéramos realizar aquí nuestros productos aquí con artistas locales e inversión extranjera y luego exportarlos”, explica. ‘Animal Crackers’ es un primer ejercicio y un formato a repetir con futuros proyectos.

La película de las galletas de animales mágicas nació de un cómic que el director norteamericano Scott Christian Sava escribió a sus mellizos y fue creciendo durante tres años de trabajo de 200 personas hasta convertirse en un largometraje
de 1 hora y 45 minutos con las voces de Emily Blunt, Danny DeVito o Ian McKellen.

estudio cine betera

Para su productora la película que narra las peripecias de Owen para salvar el circo familiar “habla de la familia que tienes y de la que creas alrededor, en este caso la familia del circo. De la amistad, de perseguir tus sueños y de apoyarte en los que
tienes cerca para llegar más lejos y de solidaridad. Creo que en estos días es un mensaje importante”.

Con las salas de cine a medio gas en esta nueva normalidad en la que vivimos reconoce que “estamos muy contentos porque Netflix apostó por la película” cuya imagen se ha creado en el parque tecnológico de Paterna con la participación de 150 profesionales locales, ahora con el nombre de Wise Blue Studios. Estrenar on-line es una tendencia que ya existía y que se ha visto acelerada con la pandemia, pero quiere que conste que “yo promuevo que la gente acuda al cine, que es más seguro que otras formas de ocio. He ido a un preestreno y fue una experiencia gratamente relajante, animo a todo el mundo a que vaya al cine”.

Sobre cómo afronta el sector de la animación la crisis del covid, la también responsable de la serie la serie ‘Hero Dad’, que se emite en el canal autonómico À punt y desde el 1 de agosto en su propio canal de youtube, pone en el lado bueno de la balanza el que “somos muy internacionales, estamos acostumbrados al teletrabajo, a vivir conectados a la videoconferencia”, pero en el contrario pesa la dependencia de muchos países. “Trabajamos con Estados Unidos, Francia, Inglaterra y dependemos de cómo van allí las cosas. A nivel de encargos y de inversión se está ralentizando. Han sido meses duros. Pero nos tendremos que adaptar a la nueva normalidad”.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà