Cabalgata de Reyes: de los triciclos de Riba-roja a la rotonda de Nàquera

Melchor, Gaspar y Baltasar, a su llegada a Riba-roja en bici.

Los Reyes Magos llegaron a Llíria escoltados por un club de moteros

Las Cabalgatas de los Reyes Magos recorrieron ayer los municipios de la comarca de Camp de Túria, con novedades, anédoctas y miles de vecinos que siguieron a pie de calle las evoluciones de las comitivas reales. En Riba-roja de Túria, Melchor, Gaspar y Baltasar cambiaron los camellos por triciclos para recorrer las principales vías del pueblo y saludar de cerca a los más pequeños.

Más de 300 personas entre voluntarios y efectivos policiales han formado parte del dispositivo que se ha encargado de que la cabalgata haya transcurrido sin ningún tipo de incidente, a los que este año se han sumado los ‘Super Héroes’ , los Moros y los Cristianos, Fadrins, las comisiones falleras y la Junta Local Fallera.

El recorrido de la Cabalgata ha partido desde el Parc de la Pinada por la pasarela, ha continuado por la carretera de Vilamarxant, el carrer del Moll, la Plaça de l’Estació, el carrer de Salvador Bigorra, el carrer Major hasta desembocar en el Ayuntamiento, donde Mary Poppins ha entregado al alcalde Robert Raga la llave maestra de la localidad que ha donado a los Reyes que llegados en bici han accedido al balcón de la casa consistorial desde el que han saludado al público.  

Los Reyes reciben la llave de Llíria.

En Llíria, Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron escoltados por el club Edetanos Moteros y fueron acompañados por una extensa comitiva de más de 300 personas, entre figurantes y músicos. A lo largo de la tradicional Cabalgata, que finalizó en ca la Vila, se repartieron 600 kilos de caramelos y 4.500 de monedas de chocolate.

Como es habitual, el alcalde de Llíria les entregó de la llave de la ciudad antes de desplazarse a las tres parroquias de la localidad para recibir personalmente a los más pequeños y entregarles un regalo.

Los Reyes Magos, en la rotonda de Nàquera.

En Nàquera, este año los Reyes Magos han llegado más cargados de lo habitual. Y es que, tal y como adelantó InfoTúria.com el pasado mes de julio un grupo de vecinos había confeccionado de forma «altruista» unas letras de hormigón blanco de un metro de altura con el nombre de la localidad para dar la bienvenida desde la rotonda de acceso desde la carretera Bétera.

Aprovechando la presencia de los Reyes Magos, un camión, incluido en la comitiva real, se encargó de trasladar el nuevo ‘hito’ desde el taller donde se ha confeccionado hasta su ubicación definitiva.

La obra ha sido promovida por el alcalde de Nàquera, Damián Ibáñez, y los trabajos los ha ejecutado los operarios de tres empresas de construcción, jardinería fontanería.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.