Vitroglass

Fomento se reúne con los alcaldes del Eje A3 y anuncia soluciones a sus reivindicaciones

ministro de fomento A·

El encuentro apunta soluciones en materia de infraestructuras y conexiones

El director General de Carreteras Javier Herrero se ha reunido telemáticamente hoy con los alcaldes del Eje A3 conformado por el alcalde de Loriguilla y presidente, Sergio Alfaro, de Cheste, José Morell, y de Riba-roja de Túria, Robert Raga, para tratar las reivindicaciones respecto a las conexiones de la autovía A-3 y la A-7 y a las infraestructuras de la zona.

Los alcaldes han presentado las diferentes problemáticas asociadas a las vías de acceso a sus polígonos y municipios. En ese sentido, han explicado la necesidad de ofrecer una solución para aliviar la congestión de los accesos a la A-7 así como a la A-3 a través de la CV-383 y la CV-374, donde diariamente se produce atascos importantes por el flujo de entrada y salida de vehículo y camiones al polígono.

Los responsables municipales han aportado el conjunto de propuestas para solucionar los problemas como el proyecto del Puente de Baló cuya licitación de obras se encuentra en el Ministerio de Fomento quien a través del director general de Carreteras, ha apuntado a una solución “rápida” y económicamente viable.

El encuentro “muy positivo y prometedor” según los alcaldes, ha arrojado que el puente de Baló será una realidad en breve, permitiendo una descongestión del principal acceso a la A3 y al bypass.

Además, han tratado como otra solución a la congestión actual, la proyección de una radial que conectará el Parque Logístico de València con el área industrial de Cheste y que tendrá acceso directo la A7. De este modo, quedarían conectadas todas las áreas industriales del eje A3.

En este primer encuentro con Fomento, los alcaldes han facilitado el Plan Estratégico de Desarrollo Industrial de esta zona logística, desarrollado con la Politècnica, a la vez que han vuelto a subrayar el valor en materia de creación de empleo y de desarrollo logístico e industrial que representan dichas zonas industriales.

Todas estás reivindicaciones llevan sobre la mesa desde el 2017, tras la creación de la propia asociación y de la colaboración que se marcaron los tres municipios para consolidar una estrategia conjunta para el desarrollo industrial.

Los tres municipios suman 14 millones de metros cuadrados de suelo industrial, de los cuales hay desarrollado algo más de 8 millones.  De ahí la importancia de las peticiones que se alinean con las de las tres asociaciones de empresarios del polígono industrial, RIBA3, Asociación de Empresarios la Reva (Asocreva) y el Parque Logístico Valencia (PLV) con las que los ayuntamientos colaboran desde la anterior legislatura.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà