El castillo de Benissanó

El Castell de BenissanóLa alquería musulmana que pasó a ser castillo

Según algunas teorías escritas, el origen de la torre del castillo debió ser a finales del siglo XI y comienzos del XII. Se trataba de una alquería que se encontraba anexionada a la torre musulmana que, al igual que el resto de torres analizadas, servía de torre vigía para alertar al resto de torres perimetrales y al desaparecido Castillo de Llíria.

La construcción primitiva debió ser de tapial al igual que el resto de construcciones de la época. En la actualidad se conserva la torre y algunos de los muros originales resueltos con esta técnica constructiva. Este elemento central tiene una planta de base cuadrada de 7,50 metros de lado y originalmente no mostraría tantas aperturas como en la actualidad. Al tratarse de una torre defensiva se accedía a ella a una cierta altura, generalmente desde la primera planta, y la comunicación entre sus distintos niveles se hacía a través de escaleras de mano. La torre presenta una forma troncopiramidal y es coronada por una terraza plana con almenas, aunque hay constancia de que estaba tapada por una cubierta a cuatro aguas.

Por lo que hace a la ampliación del edificio, cuando la alquería pasa a ser castillo, vemos muros resueltos con mampostería reforzada con sillar y sillarejo en las aristas. Observando el conjunto se aprecian aperturas en muros de estilo gótico y algunas perforaciones que se debieron hacer a la torre principal con el fin de dar mayor visibilidad.

Con el paso de los años, en los siglos XIII y XIV, se construye una muralla que protege el núcleo del pueblo y que se anexiona al castillo. Se trata de una muralla de 10 torreones, 3 de los cuales son portales de acceso. De la muralla podemos decir que se encuentra reforzada por 4 torres almenadas en sus vértices.

Aunque la torre y la alquería habían nacido siendo musulmanas, con la reconquista de Jaume I pasan a manos de cristianos. De cualquier modo, en ese mismo instante, la localidad de Benissanó pasa a ser habitada por los musulmanes de Llíria, pues estos preferían las poblaciones de señorío, dado que se les permitía mantener sus costumbres y religión abonando un importe por ello.

No fue hasta la segunda mitad del siglo XV cuando se erige el Castillo tal y como se conoce en la actualidad. Esto fue posible gracias a la familia Villarrasa Cavanilles que quería manifestar su poderío, a la vez que construía un castillo que protegía de los constantes ataques de los llirianos a causa de los conflictos por el agua.

En la actualidad, el castillo es propiedad del Ayuntamiento, el cual realiza obras de rehabilitación constantes con el fin de consolidar el castillo municipal.

No hi han comentaris

Respon

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.