Vitroglass

Cortinas de cristal: la última tendencia en reformas

Vistas desde una cortina de cristal

En los últimos años se han puesto de moda los cerramientos en terrazas, patios, etc. Dentro de este mundo de posibilidades, destacan las cortinas de cristal. Son láminas de vidrio que no tienen perfiles entre si, de modo que el resultado final es de lo más cómodo y elegante. Esto implica un acabado perfecto para negocios o espacios privados.

No son pocas las empresas que ofrecen este tipo de cerramientos en la zona de Valencia, entre las que destaca Vitroglass, que cuenta con años de experiencia instalando láminas de vidrio en todo tipo de espacios. Hoy nos cuentan todo sobre este método de reforma.

Espacios que se pueden cerrar con cortinas de cristal

Según nos informan los especialistas en este tipo de cerramientos, han instalado cortinas de cristal en multitud de lugares. Lo más común es acristalar una terraza, aunque también están sobradamente acostumbrados a hacerlo en porches, patios, balcones, salones o áticos. En estos últimos, el resultado es impresionante, ya que el efecto que generan las láminas de vidrio es similar a la de un mirador con vista panorámica. El campo visual queda totalmente despejado y sin obstáculos.

cortinas de cristal en balcón
cortinas de cristal en balcón

Lo último en estilo y reformas

Precisamente, en 2020 destacan las reformas que apuestan por la amplitud. Hablamos de lugares que generen paz metal y sensación de libertad. Algo fácil de obtener con un cerramiento de vidrio sin marcos laterales. A ello se le suma la combinación del cristal con otros materiales. Una tendencia que, parece ser, se mantendrá durante el año 2021.

Así pues, materiales como la madera, el metal, la piedra o hasta los plásticos, resaltarán mucho más al lado de un elegante cristal templado. A ello cabe añadir la facilidad para limpiarlos, lo que hace que el lugar siempre se pueda mantener en un estado impecable.

De este modo, un negocio podrá mantener su estilo, a la vez que ofrece lo mejor de sus vistas a sus clientes. Sin olvidar que también permite a los transeúntes ver lo que ocurre en el local desde el exterior, algo que puede ayudar a aumentar la clientela.

En el ámbito privado, el resultado aumenta la sensación de confort, al incrementar la zona útil de la vivienda y al permitir que espacios antes limitados a la estacionalidad, ahora se puedan usar todo el año. Todo ello, combinado con un poco de gusto, supone elevar el nivel de diseño y calidad de una vivienda.

Una reforma sencilla y rápida

Para mayor comodidad, este tipo de reforma es muy fácil de realizar. En dos días, aproximadamente, se puede demoler o adaptar el cerramiento previo, si lo hay, e instalar los carriles por los que correrán los paneles. Generalmente, al ser una obra con piezas a medida, solo hay que colocarlas y listo. De este modo, no se interrumpe ningún tipo de actividad, ya sea comercial o personal.

En definitiva, resulta lógico que los cerramientos de cristal estén de moda: son fáciles de instalar en cualquier reforma, aportan calidad y estilo al espacio cerrado y combinan perfectamente con todo tipo de estilos y ambientes.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà