El transporte urbano de Llíria incrementa el número de usuarios

El concejal Francesc Fombuena hace balance del servicio en 2018

El edil de Servicios de Llíria, Francesc Fombuena, ha hecho balance del servicio colectivo de transporte urbano en 2018, en el que el gobierno local ha apostado por la modernización de la gestión y prestación del servicio, “para atender las necesidades de la ciudadanía, y potenciar la movilidad de la población para desplazarse a los centros educativos, sanitarios, asistenciales, administrativos o organizaciones y reducir el uso de vehículo privado” ha señalado. Para Fombuena, “este año ha supuesto dar la vuelta a este servicio público que se instauró a finales de los 90 en el municipio”.

Entre las mejoras realizadas en 2018, el edil ha destacado “la unificación de las tarifas, para que tanto los usuarios de las urbanizaciones como los del casco urbano paguen el mismo billete, y no como antes donde a los primeros les costaba un 25% más subirse al bus”.

Igualmente, se aprobó un “Reglamento del Servicio de Transporte Colectivo de Viajeros” donde por fin constan las obligaciones y derechos tanto del prestatario del servicio como del usuario, y además se licitó la concesión del servicio, con la incorporación de nuevas líneas y recorridos.

En cuanto al número de usuarios, el concejal ha resaltado que desde que se puso en marcha la nueva concesión en el mes de agosto, “mensualmente ha ido aumentando el número de viajeros, pasando de los 3.562 de septiembre a los 5.201 del último mes”.

Por líneas, la 1 (casco urbano-hospital) viene siendo la más demandada, con 3.100 usuarios en el último mes. Le sigue la Línea 4 (urbanizaciones Oeste) con 579 viajeros, luego la Línea 3 (urbanizaciones Norte1) con 555, la línea 2 (urbanizaciones Este) con 384, y la Línea 2-3 con 333 usuarios mensuales. Por otra parte, las líneas menos frecuentadas son la Línea 5A (urbanizaciones Norte2) y la Línea 5b (urb. La Buitrera), que suman entre las dos 250 viajeros.

Para Francesc Fombuena, “resulta muy interesante poder tener, por primera vez, datos fidedignos de la utilización del servicio, ya que con esta información podremos optimizarlo a las necesidades de nuestras vecinas y vecinos”.

Del mismo modo, ha destacado que “las mejoras y las nuevas líneas han supuesto este incremento global de usuarios por encima del 40%, aunque lo interesante es comprobar mes a mes, como el número de viajeros ha ido aumentando con el nuevo servicio, lo que da a entender que conforme la ciudadanía va conociéndolo, viene utilizándolo cada vez más”.

Transporte interurbano
Además, el año 2018 ha supuesto que Llíria “entre a formar parte del Área Metropolitana de Transporte de Valencia y eso ha conllevado unas consecuencias positivas que viviremos a corto y medio plazo”, ha manifestado el edil.

“Ya disponemos de la posibilidad del Bono10 donde los usuarios del Transporte Urbano de Llíria y de la Línea 145 Valencia-Llíria, por un precio de 23,50 euros, tienen un título válido para 10 viajes de la Línea 145 con trasbordo en el bus urbano de Llíria”.

Además, por primera vez se ha podido recibir una subvención de 18.380 euros de los Presupuestos Generales del Estado para estos servicios públicos de movilidad.

A medio plazo está la organización del servicio de transporte colectivo de viajeros por carretera CV-103, València Metropolitana Nord-Oest, que conllevará la aparición a lo largo de 2019 de nuevas líneas como las denominadas Línea 7A (Riba-roja-Vilamarxant) y la Línea 7B (Vilamarxant-Benaguasil-Llíria) que permitirá la conexión entre Riba-roja de Túria, Vilamarxant, Benaguasil, Benissanó, Llíria y su hospital a través de autobús.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.