Banner papereria Ruiz

Final feliz para ‘Bolita’

El poni abandonado en Llíria es adoptado por un centro hípico

‘Bolita’, un poni shetland de capa castaña de 10 años, lleva ahora una existencia feliz en su nuevo hogar, el centro hípico Hermanos Esteban a las afueras de Llíria, ajeno a los rifirrafes políticos. Sin embargo, su historia ha salido a la luz a raíz de una factura que cayó en manos de la oposición.

Los populares preguntaron al equipo de Gobierno (PSPV-Compromís) en el último plemno municipal por el pago de 600 euros al centro hípico en octubre del año 2018, sin obtener entonces una respuesta.

Esos gastos se corresponden con la pensión, mantenimiento y ciudados del poni, bautizado posteriormente como ‘Bolita’, que fue abandonado en el mes de julio en la calle La Granja de la urbanización Monteblanco.

Unas vecinas de la zona residencial fueron las encargadas de dar la voz de alarma y tras el aviso de los agentes de la Policía Local fue recogido y trasladado al centro hípico con el que el Ayuntamiento de Llíria tiene un convenio para la prestación de este servicio.

«El animal llegó en buen estado pero no llevaba chip y nadie lo reclamó ni quiso adoptarlo durante el plazo establecido, por lo que decidimos adoptarlo nosotros y que se quedara en el centro», explica a InfoTúria.com José Antonio Esteban García, propietario del centro hípico Hermanos Esteban.

Al desconocer la procedencia y el nombre del poni, su nuevo dueño lo bautizó como ‘Bolita’, y ahora vive perfectamente adaptado a su nuevo espacio e integrado con el resto de animales, de hecho va a tener descendencia.

«A partir de la fecha legal, nosotros nos hicimos cargo de todos los gastos, el Ayuntamiento solo pagó los días que le corresponde en estos casos cuando se recoge un animal abandonado», aclara.

Desde el grupo municipal popular han señalado que «nos alegramos mucho de la adopción».

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.