Las cuentas de Llíria para 2021 incrementan más de un 8% el gasto en políticas sociales

ca la vila

PSPV y Compromís aprueban unos presupuestos de 20,6 millones

El pleno de Llíria aprobó ayer con los votos favorables de los grupos PSOE y Compromís-MOVE, y en contra del PP y Ciudadanos el presupuesto municipal de 2021, que asciende a 20.613.699 euros, un 1,22% más respecto al ejercicio anterior.

El capítulo de inversiones se cifra en 746.500 euros a los que habrá que sumar los remanentes de crédito que suponen más 1 millón de euros, y las subvenciones de Diputación y Generalitat. Entre ellas figuran 783.000 euros para instalaciones deportivas, adecuación del Hogar del Jubilado (229.000 euros), construcción de nichos y mejoras en el cementerio municipal (250.000 euros), urbanización de la cuesta de San Miguel (533.000 euros), caminos rurales (100.000 euros), actuaciones de reurbanización y mejora en la Vila Vella y barrios históricos (512.000 euros), así como en proyectos de regeneración urbana en Pont del Vidre (199.999 euros) y Garcilaso (285.021 euros).

También se contemplan más 600.000 euros en inversiones para las urbanizaciones, en alcantarillado y accesos.

Los presupuestos prevén 897.681 para las obras de urbanización de los terrenos donde se ubicará el nuevo IES Camp de Túria que se ejecutarán a través del Plan Edificant, que incluye la reforma del colegio Sant Vicent que se inicia este mes, y la construcción del IES Camp de Túria y del colegio público número 3, todo con una inversión de 17 millones de euros.

Las subvenciones al tejido deportivo y dedicado a los servicios sociales también se han aumentado en un 10% respecto al ejercicio anterior.   

El edil de Hacienda, Joanma Miguel, ha calificado los presupuestos de «excepcionales para una situación excepcional, pensados en los sectores más castigados por la crisis sanitaria, económica y social” y centrado en atender a las personas y colectivos más vulnerables que destinará a estas políticas 1.480.000 euros, un 8,68% más que en 2020”.

El portavoz de Compromís-Move ha destacado que las cuentas municipales “impulsan el espíritu de l’Acord de l’Almodí para aportar soluciones para minimizar esta crisis y fomentar la recuperación y transformación de Llíria en una ciudad con mejores infraestructuras y servicios, más sostenible, integradora, conectada y equilibrada con todos los barrios, inclusiva, solidaria y generadora de empleo”.

Por último, ha destacado la apuesta por fomentar la economía local y sostenible para crear riqueza y empleo en Llíria con la puesta en marcha de diferentes programas de empleo, seguir impulsando la llegada de empresas al polígono de Carrasses, y el incremento de las ayudas a las iniciativas dirigidas al sector comercial, con un 36% de aumento en este caso, ha concluido Joanma Miguel.

No hi han comentaris

Respondre

Your email address will not be published.