Una jugadora de Irán abandona la concentración en Valencia

mundial balonmano

Angola se corona campeona de la President’s Cup en Llíria 

Una jugadora de balonmano de la selección de Irán abandonó ayer el hotel de Valencia donde el equipo iraní se encuentra concentrado con motivo del Mundial de Balonmano Femenino que se diputa en Llíria como una de sus sedes. Esta es la quinta desaparición en la sede valenciana tras la huida de cuatro jugadoras camerunesas la pasada semana.

Ante la ausencia de esta jugadora, dos representantes de la delegación de Irán presentaron una denuncia en la Policía Nacional de igual manera que pasó con las cuatro jugadoras camerunesas desaparecidas el 9 de diciembre, que cogieron sus pertenencias del hotel, y de las que todavía no se sabe nada.

Según informó la organización del Mundial a Efe, la jugadora abandonó el hotel tras hacerse la PCR por la mañana y antes de la hora de la comida, ya que a la prueba sí que acudió, pero a la hora del almuerzo el seleccionador no la vio y preguntó por ella a otros miembros de la expedición, que ratificaron su ausencia.

La selección iraní se enfrentó el lunes a la selección camerunesa, que se impuso al combinado asiático por un resultado de 32-17. 

LlÍria ha vivido hoy el ocaso de la President’s Cup con la final entre las selecciones de Angola y Eslovaquia, con victoria final del combinado africano (23-21) que lograba así el título de campeona en Plà de l’Arc.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.