Marines impone medio centenar de sanciones por fiestas ilegales

marines guardia civil policia local

El Ayuntamiento se reúne con la Guardia Civil y Policía Local para aunar esfuerzos

La alcaldesa de Marines, Lola Celda, se ha reunido con agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local para aunar esfuerzos y poder controlar las fiestas ilegales que se producen en el municipio de Camp de Túria.

Hasta la fecha se han impuesto 50 sanciones por la celebración de este tipo de fiestas y el objetivo de los responsables municipales y de las fuerzas de seguridad es evitar que se produzcan este tipo de aglomeraciones de gente donde se pueden propagar los contagios por Covid-19.

Esta noche entra en vigor el toque de queda en la Comunitat Valenciana, por lo que desde la medianoche y hasta las 6 de la mañana queda prohibido transitar por la calle salvo desplazamientos al puesto de trabajo, una urgencia médica o para atender a personas dependientes.

El Consell ha establecido que se limita a 6 el número de personas que pueden mantener una reunión social o familiar tanto en espacios públicos como privados. Los jardines y zonas de ocio al aire libre cerrarán a las 22 horas y en los establecimientos hosteleros el consumo se hará siempre en mesa y con un máximo de 6 personas.

“Es nuestra responsabilidad cumplir con las normas establecidas. Recordad seguid usando siempre la mascarilla, el lavado frecuente de manos y la distancia de seguridad”, ha indicado Lola Celda.

“Somos la única vacuna por el momento contra la Covid-19. No pongamos en riesgo nuestra salud y la de los nuestros por no respetar las normas de seguridad e higiene contra el coronavirus. Sigamos haciendo un esfuerzo porque ahora no podemos decaer en el empeño”, ha añadido la alcaldesa de Marines.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà