a menjar sa

El comercio local y los pagos con tarjetas

tarjeta de credito

Cada vez es más frecuente comprar sin llevar efectivo encima, incluso en el comercio local. Tanto clientes como empresas pueden obtener interesantes beneficios.

Desde tiempos inmemoriales las personas hemos utilizado el dinero para hacer nuestras compras. En cierto sentido, forma parte de nuestra esencia como sociedad humana. Aunque hoy, en un mundo en el que la tecnología nos rodea por todos lados, llevar efectivo encima es cosa del pasado. Lo normal es utilizar tarjetas para hacer todas nuestras compras. Y no solo en grandes superficies y para cosas grandes. También en el comercio local es cada vez más habitual hacerlo.

El número de comercios locales que acepta ya pagos con tarjeta no deja de aumentar. Y es que este método es ventajoso tanto para el cliente que compra como para el propio establecimiento. Veamos algunas de esas ventajas tomando como modelo la tarjeta comercio local de Caixa Popular.

Ventajas para quienes la usan

La primera ventaja es evidente. Al no necesitar tener dinero en efectivo encima, no hay que estar haciendo cuentas y mirando si con lo que tienes en la cartera será suficiente o tendrás que ir a por más. Las operaciones son más rápidas, ya que solo hay que teclear un código para hacer el pago.

En caso de hacer una compra importante, la tarjeta permite fragmentar los pagos y aprovechar para hacer la compra cuando lo que quieres comprar está de oferta. Aunque en ese momento no tengas bastante dinero. Hasta 6 meses y además sin intereses, para pagar solo lo que cuesta el producto. También puedes pagarlo todo a final de mes, teniendo un mejor control de los gastos.

Con las tarjetas para comercio local no hace falta tener cuenta en la entidad que la emite. Se pueden domiciliar los pagos en tu banco habitual y aprovechar las ventajas de la que más te interesa.

Ventajas para el comercio local que las acepta

No solo los clientes tienen beneficios. También los comercios locales pueden encontrar ventajas en aceptar este tipo de tarjetas. Por ejemplo, las transacciones quedan registradas, por lo que es mucho más fácil saber a cuánto asciende el total de los pagos recibidos y reducir esos “descuadres de caja” que puede haber cuando tienes empleados.

Al poder financiar las compras por parte de los clientes, estas pueden ser de una cuantía superior. Además, es mucho más probable que se decidan por comprar en tu establecimiento cuando aceptas tarjeta. Se calcula que las ventas pueden llegar a aumentar hasta un 30 %, en parte por las facilidades a la hora de pagar.

Pagar y recibir los pagos con tarjeta es mucho más seguro que en efectivo. No solo por la reducción de la cuantía que alguien podría robar si irrumpiera en el establecimiento. También se elimina el riesgo de que nos den un billete falso, sea de forma intencionada o no.

En el caso de la tarjeta que destacamos, además de estos beneficios el establecimiento se publicita gratis en la página de la entidad como negocio adherido. Algo bastante interesante tan solo por aceptar su uso.

Otras ventajas adicionales

Hay otros aspectos que pueden interesar a quienes utilizan tarjetas. Por ejemplo, con ellas se puede acceder a minicréditos o incluso obtener dinero en efectivo directamente en el establecimiento. Sin necesidad de acudir a la entidad o pasar por un cajero. Aunque no todas las tarjetas ofrecen estas ventajas adicionales, por lo que es mejor informase antes de lo que se puede hacer y lo que no con ellas.

Lo que está claro es que el dinero es cada vez más virtual. Y la tendencia seguirá aumentando, tanto en grandes superficies como en los comercios locales.

1 Comment

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.