Històries nocturnes

El Ayuntamiento de Riba-roja impulsa medidas para reducir la presión fiscal a las familias

impuestos ribaroja

El IBI se rebajará hasta un 11% y el impuesto a vehículos utilitarios y motocicletas entre el 10% y el 20%

El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja ha aprobado recientemente diversas medidas que pretenden aliviar la presión fiscal sobre las familias del municipio. La propuesta ha sido aprobada gracias a los votos a favor del equipo de gobierno (PSPV, Compromís y Esquerra Unida), Riba-roja Pot y Ciudadanos y la abstención del Partido Popular.

La primera de las medidas propuestas es la reducción del 11% en el impuesto de bienes inmuebles (IBI). Esta rebaja beneficiará principalmente a las clases medias de la localidad, según han informado fuentes municipales, con viviendas con valores catastrales de hasta 60.000 euros, que pasarán de pagar 317 euros a 282 euros en 2018, lo cual supone una rebaja de hasta 35 euros. Según las mismas fuentes, el objetivo es proteger las economías domésticas e incentivar el consumo en el municipio.

Otra medida que se va a adoptar en materia fiscal es una reducción en el impuesto de vehículos utilitarios y motocicletas de baja cilindrada, que se rebajará entre un 10% y un 20% dependiendo del caballaje y la cilindrada. También, los utilitarios híbridos y los eléctricos disfrutarán de deducciones del 75%.

Además de estas reducciones que afectan a la economía familiar, también se han aprobado otras medidas fiscales que atañen a la industria y el comercio local. Una de las más destacables es la penalización de un 50% del IBI a las parcelas de entre 40.000 y 60.000 metros cuadrados y las bolsas de suelo industrial inactivas. La pretensión es evitar prácticas de especulación urbanística. Además, las parcelas con valor catastral superior a los 600.000 euros pasarán de un coeficiente de 0,73 a un 1,10 (el máximo permitido por ley). El planteamiento del equipo de gobierno se centra en dinamizar el mercado del suelo en Riba-roja, al tiempo que se incrementa en 400.000 la recaudación municipal.

También los pequeños comercios, la pequeña y mediana empresa y el suelo sin edificar de hasta 120.000 euros de valor catastral verán reducida la presión fiscal, aplicándose en todos los casos un coeficiente del 0,47.

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Riba-roja, José Ángel Hernández, ha destacado que las medidas adoptadas “beneficiarán a una amplia mayoría de las familias de Riba-roja de Túria al aplicar criterios ecuánimes y de equilibrio en las cuentas económicas, además de incentivar la instalación de nuevas empresas con medidas en contra de la especulación y un apoyo claro y decidido al comercio local y a las pequeñas y medianas empresas”.

 

No hi han comentaris

Respon

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.