Riba-Roja prorroga el contrato del agua potable hasta final de 2018

plenoo

Estudia recuperar el servicio que anuló el TSJ

El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado por mayoría absoluta una prórroga de 9 meses para que la empresa adjudicataria que lleva a cabo el servicio de subministro del agua potable continúe con su tarea mientras la comisión municipal que estudia su posible municipalización emita un dictamen al efecto a finales de este mes de febrero. El dictamen se pronunciará sobre la recuperación del servicio o, por el contrario, se opta por una gestión indirecta a través de una mercantil privada.

Así lo ha indicado el consistorio local en un comunicado en el que recuerda que una sentencia del Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJ), conocida en noviembre de 2016, anula el proceso de adjudicación del contrato de agua y saneamiento por un periodo de 20 años a la empresa Hidraqua tras el recurso interpuesto por otra de las aspirantes en el concurso, Aguas de Valencia, al entender que en el citado proceso hubo algunas deficiencias e irregularidades.

La propuesta del equipo de gobierno municipal -formado por el PSPV, Compromís y Esquerra Unida- de prorrogar nueve meses el servicio del agua potable contó con el apoyo del Partido Popular y los votos en contra de Riba-roja Pot y de Ciudadanos en el que se prevé, además, que no se podrán establecer nuevas prórrogas una vez se supere el plazo fijado “salvo causa de fuerza mayor”.

El calendario elaborado por el gobierno de Riba-roja establece que a finales de febrero se conozca la resolución sobre la remunicipalización del servicio o se opta por volver a sacar a concurso público el mismo ya que en su momento la sentencia del TSJ instaba a iniciar un nuevo proceso administrativo después de la anulación del que en su momento desarrolló el Partido Popular.

Si el dictamen de la comisión de estudio municipal considera que el consistorio debe recuperar este servicio, la empresa adjudicataria dejaría de prestar este servicio que sería desarrollado directamente por el ayuntamiento. Sin embargo, si se establece la necesidad de continuar con la misma gestión entonces se debería volver a sacar a concurso para dar cumplimiento a la sentencia.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha afirmado que esta prórroga “busca adoptar la mejor decisión para los intereses de todos los ciudadanos de nuestro municipio y, por tanto, enmendar el proceso llevado a cabo por el Partido Popular en su momento que nos ha obligado a explorar las mejores opciones en un servicio esencial para todos los vecinos como es el subministro de un bien tan preciado como es el agua potable”.

No hi han comentari

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.