Riba-roja renovará la red de abastecimiento de agua

El ayuntamiento destinará 2’7 millones para dotar de agua potable a cuatro urbanizaciones

El pleno del ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado los anteproyectos de viabilidad que permitirán una inversión de 2’7 millones de euros para dotar de agua potable a cuatro urbanizaciones del término municipal así como garantizar el suministro a las cerca de 900 empresas ubicadas en los polígonos industriales en caso de averías o roturas de la red de abastecimiento.

Las inversiones plenarias contaron con el respaldo del actual equipo de gobierno de Riba-roja -formado por el PSPV, Compromís i Esquerra Unida- y del grupo Ciudadanos, la abstención del Partido Popular y el voto en contra de Riba-roja Puede. La decisión se someterá a exposición pública por espacio de un mes de plazo para la formulación sobre su ubicación, las características y su declaración de utilidad pública.   

Las obras, que se podría realizar a principios del próximo verano, consisten en el anillado de la red principal de abastecimiento en el parque logístico y en las más de 900 empresas de los polígonos con un coste de 1’5 millones de euros. De esta forma, el anillado garantizará a estas industrias el suministro en caso de cualquier tipo de avería o rotura del sistema de abastecimiento.

El proyecto municipal permitirá, además, extender mediante unos ramales de conexión a la red principal destinado a las urbanizaciones la Llobatera, Carassols, Pla de Nadal y el Pla de Totxar que, con más de 200 viviendas en global carecen de una conexión adecuada ya que actualmente sus habitantes se abastecen de pozos. Esta situación se arrastra ya desde hace varias décadas y que hasta ahora gobiernos del PP anteriores no habían resuelto.

Por otra parte, el pleno también ha dado la luz verde a las obras de renovación de la red de abastecimiento en la urbanización Entrenaranjos, cuyas viviendas padecen deficiencias históricas de presión en el suministro que provocan numerosos problemas en el día a día de sus habitantes. Con la realización de estas obras se aprovechará, también, para renovar las aceras. Su coste económico total se estima en 1’2 millones de euros.

Ambos proyectos se incluyen en la futura licitación del servicio de suministro de agua potable después de que una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) con fecha de noviembre de 2016 anulase el proceso de adjudicación del contrato de agua y saneamiento que el anterior gobierno del Partido Popular aprobó en julio de 2012 para un periodo de 20 años.

El fallo judicial anuló la adjudicación tras el recurso interpuesto por otra de las aspirantes en el concurso al entender que en el citado proceso hubo algunas deficiencias e irregularidades. Entre estas anomalías cabe destacar la falta de redacción y aprobación de los proyectos y anteproyectos para la ejecución de las obras, la instalación a la red de saneamiento separativa del polígono industrial l’Oliveral y el abastecimiento de agua potable para el polígono industrial de la zona sur o la conexión de depósitos del Calvari con la finca existente en la variante de Riba-roja.

Con el nuevo proceso de adjudicación, el consistorio tendrá que indemnizar con 2’3 millones de euros a la concesionaria actual por las obras de modernización y mejora realizada en la red de abastecimiento que las arcas municipales podrán recuperar a través del nuevo contrato que establecerá que la nueva adjudicataria se subrogue estos gastos.

No Comments Yet

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.