Riba-roja suprime la tasa de terrazas y aplaza el pago por el reciclaje de basura a los bares y restaurantes

terrazas

El Ayuntamiento dobla el espacio para mesas y sillas

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria permitirá a los cerca de 100 bares, restaurantes y cafeterías de la localidad flexibilizar el pago de la tasa que cobra el Consorcio Valencia Interior (CVI) por el reciclaje de los residuos sólidos urbanos que generan a diario hasta finales de año o aplazarlo hasta el próximo año 2021 sin ningún tipo de interés adicional si demuestran que a lo largo de este periodo de tiempo demuestran que en sus negocios han cosechado pérdidas económicas.

La tasa de reciclaje del CVI se abona anualmente entre los meses de junio y julio próximo, aunque en esta ocasión y atendiendo a la situación excepcional por la crisis originada por el Covid-19, se permitirá aplazar el pago de dicha tasa hasta finales de este año 2020 en periodo de pago voluntario, si bien se puede retrasar hasta el próximo año e, incluso, anular la tasa si desde ahora y hasta mediados del año 2021 continúan con pérdidas económicas en sus locales.

 La medida que aplicará el Consorcio al sector de la restauración en Riba-roja de Túria –de entre 120 y 700 metros cuadrados de extensión en los locales- se extenderá, también, a una sala de baile y a siete centros de enseñanza dotados de comedor y con una capacidad de entre 50 y 150 plazas para los usuarios. Todos los centros de esta localidad pagan la tasa en función del número de plazas y aforo existente en su interior.    

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria tendrá en cuenta las especiales condiciones que están atravesando actualmente los establecimientos de la restauración a la hora de efectuar el abono del próximo ejercicio. No solo podrán abonarlo en mensualidades, sino que la cantidad económica se adaptará al tiempo en el que han permanecido cerrados y el periodo de transición en la desescalada hasta la vuelta a la plena normalidad.  

 Las medidas de apoyo a los establecimientos de la restauración, cuya apertura global está prevista para el próximo lunes 11 de mayo, se completan con la decisión del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria de ampliar las terrazas de los mismos al doble de la actualidad siempre que las condiciones de los alrededores lo permitan y a la prolongación del horario de apertura diario ya que, aunque se trata de una prerrogativa de la Generalitat Valenciana, concede a los ayuntamientos esa potestad “en época de fiestas patronales y en períodos especiales”.  

 Cabe recordar que el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado algunas medidas como la eliminación de la tasa de terrazas en los bares, cafeterías y restaurantes correspondiente a este año como una forma de compensación por el periodo en el que este tipo de establecimientos ha permanecido cerrados al público durante el decreto del Estado de Alarma a raíz del Covid-19.  

 Paralelamente, el Ayuntamiento ha destinado una partida presupuestaria de 670.000 euros en total que se concederá a los autónomos, los comercios, los profesionales y las microempresas perjudicados por la crisis sanitaria con ayudas de hasta 2.000 euros para los beneficiarios y cuya concesión es compatible con las que han aprobado, asimismo, la Generalitat Valenciana y el Estado.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha afirmado que las ayudas directas, los aplazamientos en los pagos y la eliminación de la tasa de este año en las terrazas “demuestran el empeño de este equipo de gobierno por ayudar a nuestros comerciantes y autónomos en un momento muy difícil que nunca hasta ahora habíamos experimentado y por eso es necesario llevar a cabo políticas para revertir la situación en esta fase de desescalada”.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà