Riba-roja amplia las terrazas de sus bares y restaurantes

El pleno modifica la ordenanza para garantizar la seguridad sanitaria entre las personas 

El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado una modificación de la ordenanza municipal reguladora de la instalación de mesas y sillas en las terrazas de las cafeterías, bares y restaurantes de la localidad que permita una ampliación de las mismas con el objetivo de cumplir con la normativa sanitaria emanante del decreto del Estado de Alarma en España.  

La normativa vigente en materia de ocupación regula la extensión detallada de la superficie que este tipo de establecimientos pueden disponer para instalar sus terrazas de forma que, a partir de ahora, pasarán a ampliar notablemente su perímetro de actuación para adaptarla a las exigencias sanitarias que obliga a guardar una distancia de dos metros entre las personas. 

La modificación de esta ordenanza municipal es una propuesta del actual equipo de gobierno del PSPV que ha contado con el respaldo del resto de formaciones políticas con representación en el pleno del consistorio. 

Los cambios introducidos recogen que se trata de una situación “excepcional” y busca “la transición hacia una nueva normalidad, en la que se trata de reactivar progresivamente esas actividades económicas suspendidas”. 

Ayudas a los empresarios locales

Paralelamente a la ampliación de las terrazas, el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha puesto en marcha una partida presupuestaria de 670.000 euros para atender las necesidades de los autónomos, los comercios, los profesionales y las microempresas perjudicados por el cierre a raíz del Covid-19. Entre ellos, se hallan los propietarios de los establecimientos de restauración y cafetería, a quienes el gobierno municipal ha eliminado también la tasa del 2020.

Las ayudas económicas pueden llegar a alcanzar los 2.000 euros en aquellos casos en los que las actividades que se ejercen en un local comercial se ha visto afectadas por el cierre. Entre los incentivos a tener en cuenta por parte de los beneficiarios de este tipo de subvenciones cabe destacar los gastos corrientes de alquiler, facturas de los proveedores, los suministros básicos o los consumibles, entre otros.  

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha afirmado que este acuerdo “es esencial para la vuelta a la normalidad de un sector tan importante en nuestro municipio como la restauración y con los autónomos como grandes protagonistas y motores del desarrollo y la revitalización económica de la sociedad local y en ese camino de ayuda está muy comprometido el ayuntamiento”. 

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà