Riba-roja negociará con la Sareb y la Generalitat la compra de vivienda pública

vivienda

Buscan una solución definitiva para las familias a las que la jueza les ha dado la razón

El conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, se ha reunido hoy con el director de Responsabilidad Social Corporativa de Sareb, Gaspar González-Palenzuela, y los alcaldes de Riba-roja, Alfafar y Torrent para buscar una solución para los inquilinos de las viviendas propiedad de la empresa en esos municipios.

Martínez Dalmau ha destacado la colaboración de todas las partes para estudiar caso a caso y «garantizar el derecho a la vivienda» de las más de 200 familias afectadas -20 de ellas en Riba-roja, a las que la jueza ha dado la razón frente a la Sareb-, por lo que ha ha resaltado que la Sareb ha mostrado su disposición a informar cuando vean que pueden surgir «situaciones problemáticas» para estudiarlas y actuar con tiempo.

Algunas de las fórmulas estudiadas han sido la renovación del alquiler, con opción a compra, y la negociación de las familias que quieran comprar, siempre y cuando se negocien unos precios justos por lo que se estudiará de manera personal cada caso.

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha trasladado al responsable de la Sareb su preocupación ante “la necesidad de crear vivienda pública en el municipio ante la gran demanda de jóvenes y familias” y le ha alentado a “ajustar los precios al un valor real que esté al alcance de las familias”.

Raga ha informado que se canalizará a través de la Agencia Municipal de la Vivienda, con objeto de buscar soluciones definitivas a las personas afectadas y facilitar el acceso a la vivienda a nuevas familias.

El vicepresidente ha abogado por “un trabajo conjunto ente las Administraciones que evite que se repitan las crisis ocurridas en Torrent, Alfafar y Riba-roja, que aunque ya están solucionadas a corto plazo requieren de una respuesta definitiva”.

En este sentido se han abordado diferentes fórmulas para solventar a medio y largo plazo problemas como el ocurrido en Riba-roja estos días. Así, una de las opciones que se barajan es la compra pública de viviendas.

Para ello, Dalmau ha anunciado que la conselleria habilitará una línea de ayudas de 10 millones de euros para la adquisición de viviendas por parte del ayuntamiento, ya sea por tanteo o por emergencia habitacional”.

Otra de las soluciones para estas familias cuyas viviendas son propiedad de la Sareb, es la renovación de los contratos de alquiler con opción a compra o la negociación por parte de las familias para adquirir las viviendas a “un precio justo”.

Por su parte, la directora general de Emergencia Habitacional, Pura Peris ha instado a la Sareb a que presente “un  listado de las viviendas que vayan a ser objeto de un requerimiento en los próximos meses y poder avanzarse en la resolución del problema”.

La Sareb ha firmado en el último año 28 convenios de colaboración con las administraciones públicas para aumentar el parque público de viviendas y está previsto que en breve suscriba un acuerdo en Riba-roja para aumentar en cuatro las viviendas públicas.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà