El Conservatorio de Música de Riba-roja celebra sus 30 años

conservatorio de musica

Más de 3.000 alumnos que han estudiado en sus aulas

El Ayuntamiento de Riba-roja ha celebrado el 30 aniversario del Conservatorio Municipal de Música con un acto aplazado en 2020 por la pandemia del coronavirus en el que se ha reivindicado la labor educativa y cultural con todos aquellos que han contribuido a la mejora del centro desde su creación.

El Conservatorio Profesional Municipal de Música de Riba-roja de Túria se gestó en 1990 y fue el primero en el Camp de Túria en atender la demanda existente en la comarca.

Alrededor de 3.000 alumnos han pasado por sus aulas para cursar los estudios de música en algunas de las 17 especializadas autorizadas. Los estudios que se ofrecen en sus aulas comprenden las enseñanzas elementales para los alumnos de entre los 8 y los 12 años de edad, que coinciden con los cursos educativos de tercero a sexto de primaria.

El conservatorio también ofrece los estudios profesionales previstos para los alumnos de entre 12 y 18 años que cursan secundaria y bachillerato. El diseño de la formación oficial musical se realiza para permitir una combinación entre la música y los estudios.

El concierto conmemorativo contó con la participación de grupos vocales, instrumentales y solistas de enseñanzas elementales y profesionales. Además, se pudo disfrutar de una actuación de ex alumnos del conservatorio que obtuvieron premio de honor durante los cursos 19/20 y 20/21, uno de ellos galardonado con el Premio Autonómico de su especialidad.  

conservatorio de ribarroja

Al acto estaban invitados los ex alcaldes de Riba-roja –solo acudió Joan Antoni Toledo- y los concejales de Cultura que a lo largo de los 30 años han contribuido a la gestión y mejora del conservatorio, referencia en la comarca por los grados elementales y profesionales que se cursan en sus aulas actualmente. 

El equipo de gobierno ha destacado el esfuerzo económico que supone el sostenimiento del conservatorio con 1,4 millones de euros anuales, de los que las arcas municipales contribuyen con entre un 65 o 70% cada año, mientras que los alumnos aportan 250.000 euros en concepto de tasas y la Conselleria de Cultura concede una subvención de 130.000 euros. Por ello ha reclamado la entrada en la red de Centros Públicos de la Generalitat Valenciana para aliviar a las arcas municipales del pago de alrededor de 1 millón de euros anual.

El grado de estudios de música elemental de Riba-roja acoge a 126 alumnos y el grado profesional reúne a otros 183 alumnos, de forma que se convierte en uno de los centros con un mayor número de usuarios en la Comunitat Valenciana.

Aumentar la empleabilidad de los alumnos del conservatorio constituye uno de los retos del centro musical en el futuro más inmediato junto a la modernización de las instalaciones.

El alcalde Robert Raga ha destacado “la importante labor que el conservatorio ha desempeñado estos 30 años no solo en la localidad sino también en la comarca e incluso en la Comunitat Valenciana al convertirse en un símbolo por la calidad y el nivel del profesorado y de los músicos que terminan sus estudios en el centro” y agradeció el trabajo “de todas aquellas personas que han contribuido a la mejora del conservatorio desde su creación”.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.