Riba-roja de Túria aprueba un presupuesto récord de 38’4 millones de euros

plenari Pressupostos ribarroja
El grueso de las políticas de gastos se dedica a la Seguridad Pública con 4’2 millones de euros 

El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado unas cuentas récord para este año 2022 fijadas en un total de 38’4 millones de euros, un 19’68% más que en el ejercicio anterior, es decir, un aumento de 6’3 millones de euros entre ambos ejercicios. El presupuesto prevé un incremento de los ingresos por las subvenciones y ayudas públicas de otras administraciones del 154% y un aumento de las plusvalías que pasan de 1’5 millones a 2’5 millones.

La propuesta del equipo de gobierno del PSPV para el presupuesto de este año ha contado, además, con el apoyo de los grupos políticos de Ciudadanos y Compromís, la abstención de l’Esquerra y Podem Riba-roja Pot y los votos en contra del Partido Popular y Vox. Con la aprobación de las cuentas se da luz verde al presupuesto más elevado que se ha refrendado nunca por parte del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria.

El grueso de las políticas de gastos se dedica a la Seguridad Pública con 4’2 millones de euros –un incremento del 28’56%-, las políticas de vivienda con 504.000 euros, el asfaltado y mejora de las vías públicas con otros 850.000 euros, la limpieza viaria con 752.000 euros, la recogida de residuos con otros 649.000 euros, la gestión de los parques y jardines con 1’2 millones de euros, y las políticas destinadas al fomento de empleo con 3 millones de euros y otros 3’8 millones a los programas de Servicios Sociales enfocados a las personas más vulnerables.

La Educación en Riba-roja de Túria será otra de las prioridades del equipo de gobierno que destina 2’7 millones de euros al funcionamiento de los centros docentes de infantil, primaria y secundaria existentes en la localidad, a los que se añadirán otros 2’4 millones correspondientes a políticas complementarias. Los equipamientos culturales y los museos se llevarán, también, 1 millón de euros mientras que las instalaciones deportivas tendrán otra partida de 1’6 millones de euros. La promoción y fomento de la práctica deportiva se llevará a cabo tras aumentar este concepto en un 13’37% y pasar de los 795.000 a los 901.000 euros en total.

Por último, en los gastos del presupuesto destacan los 799.000 euros correspondientes al transporte de viajeros, los 322.000 euros dedicados a las políticas dedicadas al Comercio, o los 340.000 euros de la Sociedad de la Información, los 590.000 euros del desarrollo empresarial o los 207.000 euros de Información y Promoción Turística. La gestión del patrimonio se duplica prácticamente, al pasar de los 946.000 al 1’8 millones de euros.

Caben destacar, asimismo, los 6’8 millones de euros en las inversiones públicas previstas en Riba-roja de Túria para este año, un 73’19% más que en las cuentas anteriores en las que había una partida de inversiones de 3’9 millones. El grueso de las inversiones públicas se centra en la adquisición de patrimonio para la Ciutat Esportiva, el alcantarillado en Els Pous, la nueva central de la policía, las viviendas tuteladas, el centro de formación para el empleo, la residencia de la tercera edad o mejoras en el Conservatorio y el Pabellón Municipal y las cámaras de seguridad.

Por lo que respecta a los ingresos ordinarios previstos en las cuentas de este año destacan un incremento de la recaudación sin necesidad de subir, paralelamente, los impuestos por la mejora de la actividad industrial y del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), mientras que las tasas y los precios públicos aumentan en 2 millones adicionales y se sitúan en 6’3 millones de euros previstos. Entre impuestos directos e indirectos se ingresarán 17’3 millones.

Un punto a tener en cuenta, también, son las transferencias corrientes que aumentan en otro 1’5 millones y quedan fijadas en 8’9 millones de euros, mientras que las transferencias de capital procedentes de otras administraciones públicas suben otro 154% en solo un año, de los 1’3 millones del pasado ejercicio a los 3’4 millones de las cuentas actuales. Entre ellas, cabe destacar el Gobierno central, la Generalitat Valenciana y la Diputació de València. El impuesto de la plusvalía pasa de 1’5 a 2’5 millones de euros, un 61’29% más, adaptado a la nueva legislación.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha subrayado que estas cuentas “constatan la tendencia de los últimos años y certifican la buena gestión económica de este equipo de gobierno sumado a la buena predisposición de algunos partidos de la oposición como Ciudadanos o Compromís por aportar y sumar proyectos positivos para nuestro municipio; son unas cuentas ajustadas, claras y equilibradas de acuerdo a nuestra realidad, enfocadas a continuar progresando y mejorando las prestaciones sociales y los servicios públicos, con la creación de más empresas, más empleo estable y de mayor calidad, al reducirse el paro hasta el 11’6%, además de mejoras en limpieza viaria, seguridad, jardinería y mantenimientos”.

Por su parte, el concejal de Hacienda de Riba-roja de Túria, José Ángel Hernández, ha afirmado que estas cuentas económicas “se han traído al pleno en el momento idóneo ya que nos ha permitido adaptarlo a la subida energética y a las modificaciones de las plusvalías, por ello se trata de un presupuesto que da respuesta a las necesidades del municipio en el que hemos podido trabajar tanto el gobierno como la oposición”.



   





No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.