Riba-roja de Túria aumenta un 80% las partidas de Servicios Sociales

Riba-roja de Túria

El área de Políticas Inclusivas y Derechos Sociales pasa de 14 a 27 trabajadores en esta legislatura

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha incrementado en un 80% las partidas destinadas a Políticas Inclusivas y Derechos Sociales durante la presente legislatura que pasa de los 1’1 millones del año 2019 hasta los 2 millones de euros que se ejecutarán a lo largo del presente ejercicio 2022. El equipo de gobierno ha incrementado, también, el número de trabajadores del departamento que pasa de 14 empleados en el año 2019 a los 27 que se alcanzarán a finales de año, el doble entre ambos periodos.

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha realizado un balance de la memoria de actuaciones llevadas a cabo a lo largo del pasado ejercicio de 2021 en el área de Políticas Inclusivas en las que se han aumentado las prestaciones sociales destinadas a las personas con mayores problemas de vulnerabilidad, especialmente derivados de los efectos de la pandemia del covid que irrumpió en marzo del año 2020 y que ha supuesto mayores necesidades sociales.

De esta forma, las arcas municipales han incrementado de forma notables las partidas destinadas a los Servicios Sociales de Riba-roja de Túria que empezó la legislatura con un presupuesto económico dotado con 1’1 millones de euros en el año 2019, pasó a los 1’8 millones de euros en el ejercicio presupuestario de 2020, especialmente por la pandemia, se mantuvo en otros 1’8 millones de euros el pasado año 2021 y, en esta ocasión, se ha incrementado hasta los actuales 2 millones de euros.

En esta partida global están contemplados los gastos corrientes de funcionamiento del departamento, como las inversiones públicas, así como las transferencias procedentes de otras administraciones públicas. Precisamente, el capítulo de las subvenciones económicas desde otras instancias, la Generalitat Valenciana, ha aumentado un 173% en esta legislatura, al pasar de los 420.102 euros del año 2019 a los 1’1 millones de euros del presente año.

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha reforzado, también, la plantilla de personal del departamento de Políticas Inclusivas y Derechos Sociales que a finales de la legislatura alcanzará ya los 27 trabajadores municipales, ya que, actualmente, faltan por incorporar las plazas correspondientes a 2 educadores sociales, 1 abogado, 2 trabajadores, 1 terapeuta ocupacional y, por último, 1 administrativo hasta completar la lista prevista. De los 14 empleados de principios de legislatura se terminará con 27.

Entre los nuevos programas que se van a poner en marcha, próximamente, destaca el programa ADI (Atención al Desarrollo Infantil) con una inversión de 5.000 euros anuales, contará con una educadora social y está destinado a niños y niñas de entre 0 y 6 años y sus familias relacionado con trastornos en el desarrollo o con riesgo de padecerlos. Además, el programa SASEM (Servicio de Atención y Seguimiento para la Enfermedad Mental) estará dotado con 10.000 euros, contará con dos psicólogos y tiene como objetivo prevenir problemas crónicos en salud mental y procurar la permanencia de la persona en su entorno familiar y comunitario.

El área de Políticas Inclusivas y Derechos Sociales ha desarrollado a lo largo del pasado año 2021 dos modelos de actuación, por un lado, los programas derivados de la covid y el “escudo social” necesario como la asistencia psicológica, el cáterin a domicilio a más de 300 unidades familiares, la asistencia jurídica para personas en Erte o similares y los recursos habitacionales para personas sin hogar, además de las partidas de emergencia con más de 180.000 euros en ayudas.

Además, a esta línea de actuación se ha sumado otra con los proyectos y programas de vuelta a la normalidad, como el proyecto Prisma, de la Mancomunitat, destinado a mejorar la reinserción de personas con problemas de salud mental, la adhesión a la “Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores”, una cobertura de actividades para personas con diversidad funcional en verano –terapia de caballos, marcha nórdica, escuela de verano o campamentos- así como la intervención en Ciudad Jardín, con la finalidad de rehabilitar las infraestructuras e insertar un equipo de intervención en la zona, para dinamizar y mejorar la calidad de vida de dichas viviendas.

Además, en este año 2021 se puso en funcionamiento el programa social “Fent Infància”, con una inversión de 55.000 euros anuales y destinado a menores en vulnerabilidad y que se centra en el refuerzo escolar, las habilidades sociales y la terapia con los tutores legales de los menores y con un equipo profesional de 4 educadores sociales que realizan el trabajo con los usuarios del programa y que se complementa con la intervención a las familias en situación de vulnerabilidad.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha puesto en valor “el enorme esfuerzo y trabajo que realizan día a día todos los trabajadores y empleados del área de Políticas Inclusivas y Derechos Sociales encaminada a mejorar la vida de las personas, los vecinos y las familias de nuestro municipios que tienen problemas de vulnerabilidad social y económica y, por ello, dedicamos todos los recursos económicos y de personal por continuar con la misma línea, con un refuerzo notable en aquellas líneas de actuación que requieren una mayor atención”.









No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.