Riba-roja pone a la venta por 3,9 millones los terrenos de la ITV tras expirar la cesión

itv ribarroja

El pleno aprueba la enajenación de la parcela de15.989 m2 industrial edificable en l’Oliveral 

El Ayuntamiento de Riba-roja ha valorado en 3.928.012 euros los terrenos sobre los que se levanta la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) y que han sido recuperados como patrimonio municipal del suelo (PMS) tras expirar el convenio de cesión del suelo catalogado en el PGOU como suelo urbano industrial edificable.

El pleno ha aprobado el expediente relativo a la enajenación de la parcela de 15.989 metros cuadrados que alberga la ITV de la Generalitat en virtud del convenio de cesión de uso aprobado el 20 de mayo de 1988 y con una vigencia de 33 años.

El citado convenio bilateral contemplaba la cesión de los terrenos a la sociedad Sepiva, dependiente de la Generalitat, para la construcción de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) por un plazo de 33 años a cambio de una contraprestación económica anual a favor de las arcas municipales. Tras expirar el convenio firmado entre ambas partes, el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha recuperado los citados terrenos para enajenarlos, a continuación, mediante un concurso abierto ordinario.   

Los 33 años previstos concluyeron el 20 de mayo de 2021, pero el Sepiva solicitó al Ayuntamiento ¡una prórroga para poder seguir utilizando un emplazamiento estratégico en la revisión de los vehículos durante, al menos, cuatro años más, antes de abandonar este espacio definitivamente, es decir, hasta mayo del año 2025, según el escrito presentado por el Ivace.   

El Ayuntamiento ha concedido una prórroga hasta el 31 de marzo del 2024 como fecha límite para el desmantelamiento de los terrenos y su reversión como patrimonio municipal del suelo. Paralelamente, ha ofrecido a la Generalitat diversas ubicaciones en el mismo polígono y con las condiciones mínimas exigibles para trasladar esta actividad, en otras parcelas de titularidad municipal, como suelo dotacional público. Los terrenos mantendrán las características necesarias para albergar una actividad de este tipo, con un mayor espacio y que no supongan un estorbo para el tráfico en la zona.

El expediente de enajenación considera que se detecta un incremento de actividad en los polígonos de Riba-roja de Túria, tanto en la construcción de naves como en los instrumentos de calidad ambiental como indican los parámetros sobre solicitudes de licencias de obras y actividades, además de la densidad del tráfico rodado y la intención del gobierno es regular el mercado del suelo mediante la venta de parcelas en suelo industrial con la implantación de nuevas empresas y, por tanto, la creación de puestos de trabajo.

El equipo de gobierno de Riba-roja de Túria arguye dos informes técnicos municipales elaborados por sendos empleados del ayuntamiento que avalan el desmantelamiento de las actuales instalaciones dedicadas a la revisión técnica de los turismos y vehículos y que se han utilizado a lo largo de más de tres décadas en total. Además, un informe de la Jefatura de la Policía Local de Riba-roja de Túria concluye la necesidad del traslado de esta actividad a un nuevo emplazamiento por cuestiones relacionadas, actualmente, con el tráfico rodado en la zona.

El alcalde Robert Raga ha afirmado que los terrenos “forman parte del patrimonio municipal del suelo y como tal se pueden enajenar para obtener una cantidad importante de dinero para las arcas públicas que se pueden revertir en inversiones y, al mismo tiempo, abogamos por incentivar e impulsar la instalación de nuevas empresas relacionadas con la tecnología y con actividades que están teniendo una gran demanda en nuestro municipio”.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.