El Ayuntamiento de Riba-roja defiende su gestión en el trazado de la CV-372

rotonda Riba-roja

El alcalde pide al PP que no se venda a los intereses de la Pobla

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha contestado a las acusaciones vertidas por los portavoces del PP de Riba-roja y La Pobla de Vallbona, Santiago Navarro y Mari Carmen Contelles, en relación a la reforma del trazado de la CV-372.

Los populares reclaman al equipo de gobierno que exija a la Diputación de València la ejecución de esta inversión y le acusa de «no ser capaz de defender los intereses de Riba-roja». Raga ha lamentado que el PP «desconozca la realidad y se deje manipular por intereses partidistas, que no responden al beneficio de los vecinos y vecinas de Riba-roja».

Según el relato del actual ejectivo socialista de Riba-roja, el gobierno del PP planificó la construcción de dos rotondas en el periodo en el que gobernada en ambos consistorios. Estas infraestructuras estaban sujetas al desarrollo urbanístico de los sectores de Gallipont y la Gavina, a pesar de que esta última, aun teniendo informe favorable del Consejo Territorial, no era compatible con el PGOU de la Pobla de Vallbona. 

Además, añaden, el gobierno popular de la Pobla de Vallbona aprobó la construcción de un campo de golf en su término, que nunca llegó a ejecutarse y cuyas obras condicionaban el trazado de la carretera.

Los dos sectores, encargados de su construcción, entraron en concurso de acreedores y no llegaron a ejecutarse las citadas rotondas.

A lo largo de estos años, continúa el PSPV, el Ayuntamiento de Riba-roja ha mantenido diversas reuniones con el área de Carreteras de la Diputación que puso fin a la peligrosidad de esta vía, eliminando el único punto negro existente con la construcción de la rotonda de acceso a Riba-roja por el río, mejorando la seguridad vial de turismos y viandantes, a través de la ampliación de la zona peatonal.

Raga ha recordado que la actual situación de la CV-372 «es fruto de la mala praxis urbanística y del incumplimiento reiterado de promesas del PP, que dejó muchas obras estancadas, como éstas y otras en nuestro municipio, como sectores sin desarrollar en Valencia la Vella, Pou d´Escoto o Santa Rosa, entre otros».

En este sentido ha matizado que el Ayuntamiento de  Riba-roja «nunca debió consentir la planificación de la rotonda de acceso a La Gavina, no era necesaria para los vecinos y vecinas, que podían acceder perfectamente por la rotonda de Gallipont’»

Tras las acusaciones vertidas en los medios, el alcalde ha aconsejado al PP de Riba-roja «que se preocupe de defender los intereses de nuestro pueblo y que no se deje engañar por sus homólogos de la Pobla» y le ha invitado «a que se pasen por el departamento de Urbanismo y se informen de cómo el equipo de gobierno defiende los intereses de Riba-roja ante las diferentes administraciones con datos e informes reales».

Respecto a la rotonda que afecta íntegramente a la Pobla de Vallbona, ha asegurado el Ayuntamiento «no va ha invertir ni un euro en una infraestructura que no atiende a los intereses de los vecinos de Riba-roja, pero si nos sentaremos las veces que haga falta con la Diputación y el Ayuntamiento de la Pobla para exigir las mejoras que sean necesarias».

El primer edil socialista ha concluido «los principales problemas no son la carretera sino los problemas de inundabilidad de la Pobla, según figura en el Plan de Acción Territorial de carácter sectorial sobre prevención del Riesgo de Inundación en la Comunitat Valenciana, Patricova y el Campo de Golf aprobado por el PP que nunca llegó a ejecutarse y cuyo proyecto condicionaba el trazado de la CV-372 y que actualmente ha sido anulado».

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.