El AMPA del 8 de Abril denuncia el traslado «forzoso» de 150 familias al nuevo colegio de Montesano

protesta colegio 8 a de abril sab

Ayuntamiento y Conselleria se reúnen el 21 de abril

El AMPA del 8 de Abril, hasta ahora el único centro público de Infantil y Primaria de San Antonio de Benagéber, ha denunciado a través de un comunicado el traslado «forzoso» de 150 familias al nuevo centro escolar en construcción en Montesano para el próximo curso.

A pesar de que este segundo colegio solucionará los problemas de masificación, falta de espacios y eliminará los barracones del 8 de Abril, los padres ven en la autovía «el gran problema» al no estar lista la pasarela peatonal para poder cruzar la carretera.

Las familias, que protagonizaron una cacerolada el pasado 8 de abril, han lamentado que «no se ha escuchado a nadie» y la Conselleria de Educación «ha impuesto un único criterio, la proximidad».

El pasado 6 de abril se publicaron los listados de alumnos que debían irse al colegio de Montesano en los que primero figuraban los alumnos voluntarios -extraídos de un sondeo no vinculante-; los empadronados fuera de la localidad; y los más próximos por vivienda al nuevo colegio.

Una vez cerrado el periodo de alegaciones el pasado 12 de abril, el AMPA se planeta impugnar las listas definitivas que se publicarán el 26 de abril, ya que entre otros aspectos señalan que la proximidad al centro se ha determinado por Google Earth y se han cometido muchos errores, no se ha revisado el padrón de los últimos seis meses y no se han respetado los 10 días naturales para las alegaciones.

En el comunicado, los representantes de los padres de alumnos defienden que según el artículo 40.3 del decreto de admisión de Comunidad Valenciana
40/2016, el alumno, una vez formalizada la matrícula, tiene derecho a permanecer
escolarizado hasta el final de la enseñanza obligatoria, excepto el cambio de centro
producido por voluntad familiar, por aplicación de la normativa sobre convivencia de los centros docentes o en los supuestos de alumnado con necesidades educativas especiales, previa emisión del preceptivo dictamen. Se considera libre la elección de centro, así como la Ley de transparencia que no han aplicado.

Asimismo, explican que hay familias empadronadas en San Antonio de Benagéber que tienen a sus hijos matriculados en centros de otras localidades próximas que ahora sí quieren voluntariamente cambiarse al nuevo colegio y no se les tiene en cuenta. Por delante de ellos van alumnos forzosos del 8 de Abril cubriendo todas las plazas vacantes y dejándolos sin opción a cambio.

Desde el Ayuntamiento, reiteran que las competencias en Educación son únicamente de la Conselleria, por lo que el alcalde Enrique Santafosta, se reunirá el próximo jueves con el director general de Centros Docentes para trasladarle la situación, que según las familias está generando «un gran malestar y desasosiego».

En cuanto a las obras de construcción del nuevo colegio, el AMPA ha señalado que «ya con las prisas hace unos días hubo un problema de desprendimiento de un muro», unos hechos que han sido desmentidos por el Ayuntamiento. Según fuentes municipales, ese muro fue derribado por la empresa siguiendo las indicaciones del director de la obra, tal y como estaba previsto, por lo que no ha habido ninguna caída accidental.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.