València aplaza el pago del IBI y suspende la tasa de las terrazas

ayuntamiento de valencia

La medida afecta también al pago de los vados, quioscos y cajeros

El Ayuntamiento de València ha decidido aplazar el pago de tributos municipales y suspender el cobro de la tasa de ocupación de la vía pública con meses y sillas, por lo que devolverá la parte correspondiente a los establecimientos que la hayan abonado en el periodo voluntario.

Una medida que ha sido avanzada por el Ayuntamiento de l’Eliana la pasada semana tras decretarse el cierre de bares y restaurantes.

En la ciudad de València se ha decidido prolongar hasta el 10 de julio el periodo voluntario de pago del IBI, el Impuesto sobre Bienes Inmuebles de Características Especiales, la tasa de entrada de vehículos, la tasa por quioscos en la vía pública y la tasa de cajeros automáticos en vías públicas.

Asimismo, el cobro de los recibos domiciliados de todos estos tributos se retrasa del 30 de marzo al 30 de abril y, en el caso de tener domiciliado el pago del IBI en tres plazos, el primer plazo se retrasará del 30 de marzo al 30 de abril, ha informado el consistorio en un comunicado.

La Comisión Municipal Permanente de seguimiento de la crisis del coronavirus se ha centrado este lunes en el pago de los tributos municipales, con el objetivo de ayudar a paliar los efectos de la crisis sanitaria sobre la economía valenciana.

En cuanto al cobro de la tasa por ocupación de la vía pública con mesas y sillas se suspende temporalmente, y a los recibos ya pagados se les aplicará, en su momento, las medidas de ayuda que se acuerde.

Desde el Ayuntamiento se recuerda la posibilidad de que se puede solicitar, sin cargo, el aplazamiento y fraccionamiento del pago de tributos, siempre que su pago se produzca dentro del ejercicio.

Este paquete de medidas incluye también la opción ya existente de solicitar una serie de bonificaciones a los impuestos y tasas.

El alcalde de València, Joan Ribó, ha destacado que con estas medidas «se quiere dar un respiro a la ciudadanía y especialmente a los autónomos y pymes de la ciudad» y ha defendido que «la administración municipal responde de forma rápida y ágil a una situación imprevista que nos afecta a todos».

El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ha destacado que mientras que los negocios de hostelería no estén activos «no tienen por qué pagar» la tasa de mesas y sillas y por eso, paralizan el pago a la espera de estudiar qué medidas toman «dependiendo de la duración de esta situación excepcional».

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.