La Guardia Civil detiene a una pareja en Vilamarxant por robos a personas mayores

Una de las detenidas era trabajadora del centro geriátrico

La Guardia Civil de Llíria, en el marco del Plan Mayor de Seguridad y a través del Equipo de Delitos Telematicos, ha detenido a dos personas en Vilamarxant por el presunto robo de tarjetas de crédito a personas mayores de un geriátrico, las cuales utilizaban para realizar compras sin la autorización de las titulares de las mismas o para sacar dinero en efectivo. También se les imputa el presunto robo de joyas a estas personas mayores que luego vendían.

Así lo ha indicado el cuerpo armado en un comunicado en el que ha detallado que una de las personas detenidas es una mujer de 39 años que había trabajado en la residencia de mayores donde residían las víctimas durante los años 2016 y 2017, mientras que el otro detenido es la pareja sentimental de la trabajadora de la residencia.

La operación “MARXAINA” se inició tras las denuncias presentadas por cargos no autorizados en tarjetas bancarias, hurtos y falsificaciones en La Pobla de Vallbona, Vilamarxant, Benaguacil, y Xirivella.

Tras una complicada y laboriosa investigación se consiguió identificar a una mujer de 39 años y un varón de 45 años, ambos españoles, como presuntos autores de 14 delitos de estafa mediante el uso fraudulento de tarjetas de crédito, Hurtos, Falsificación de documentos y Usurpación.

La detenida, aprovechaba la circunstancia laboral de estar al cuidado geriátrico de personas mayores que se encuentran física o psicológicamente impedidas, y que en algunos casos se encuentran próximos a fallecer.

Venta de joyas

Además de los delitos de uso de tarjeta de crédito sin autorización, usurpación de estado civil, falsificación de documentos, y hurto de dinero a personas mayores, también se ha podido comprobar que la detenida mantenía una frecuente actividad de ventas de joyas coincidiendo con los contratos en empresas del sector geriátrico. Además, la detenida tiene antecedentes a por hechos similares.

Además de las joyas, utilizaban sus datos bancarios y realizar pagos, sustraerles dinero en metálico, e incluso contratar servicios de telefonía móvil a nombre de sus víctimas para su uso personal y el de su familia.

Registros domiciliarios

Los agentes realizaron dos registros domiciliarios en Vilamarxant en los que se incautaron equipos informáticos, telefonía móvil, documentación y joyas. Ahora se continúa con las investigaciones para determinar la procedencia de las joyas teniendo sospechas que pudieran ser de personas mayores con las que la detenida ha podido tener relación laboral por cuidados geriátricos desde el año 2015 hasta la fecha.

Su pareja sentimental también fue detenida en la operación, ya que se le atribuyen la participación en tres delitos de estafa por cargos en tarjetas o cuentas bancarias en los que se obtiene que esta también relacionado directamente con los delitos.

Se da la circunstancia que en el momento de los registros domiciliarios, se obtiene en uno de ellos la instalación y uso de un paquete de telefonía de Internet, teléfono fijo y varios teléfonos móviles a nombre de una mujer con demencia senil ingresada en un geriátrico a la que la detenida prestó sus servicios entre 2016 y 2017.

 

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.