Civera: “No hay palabras para agradecer la confianza mostrada en Llíria para este Mundial»

Imagen: Real Federación Española de Balonmano

Desde el Comité Organizador del Campeonato del Mundo de balonmano femenino de España 2021 hemos compartido unos minutos con Manuel Civera, alcalde de Llíria, para abordar diferentes asuntos a algo más de medio año del comienzo del evento para una sede que ha estado en el proyecto desde el primer momento.

¿Qué significa para Llíria formar parte de este proyecto, de este Campeonato del Mundo de balonmano femenino 2021, siendo una de las sedes?
Es un gran orgullo para nosotros, y sin duda no hay palabras para agradecer la confianza mostrada en Llíria para este Mundial por parte de la RFEBM y la IHF. Hay muchísima ilusión en todos los habitantes de esta ciudad, y queremos dar lo mejor de nosotros para dar una gran imagen al mundo a través del balonmano.

El Preolímpico fue un test de altura, y ya con algo de retrospectiva, ¿qué recuerdos guarda del torneo, de la imagen que se dio al mundo de Llíria, y de la transformación que se vivió en el pabellón?
Ha sido una de las vivencias singulares que uno puede tener, como alcalde y representante de la ciudad fue todo un orgullo, son recuerdos maravillosos. El objetivo deportivo además se consiguió, viendo a las Guerreras obtener el billete para los Juegos Olímpicos de Tokio, y teníamos el reto de que la IHF valorara nuestra candidatura y tuviera la confianza de que estamos dispuestos a todo de cara al Mundial. Nos volcamos, agradecemos el feedback positivo de instituciones y de nuestra población, y por supuesto aprenderemos de los errores para diciembre.

¿Qué impulso puede suponer el Campeonato del Mundo para el deporte en la ciudad, y en particular para el balonmano en Llíria?
Queremos que todos los niños y niñas puedan hacer deporte, y este evento a nivel mundial evidentemente va a contribuir a ello. El balonmano tiene una de las escuelas más potentes de la ciudad, con más de 60 años de historia, y a día de hoy se puede soñar con tener una buena proyección gracias al trabajo que se está haciendo y al impulso que se puede obtener del Mundial.

Respecto a la sede, el Pabellón Pla de l’Arc, ¿qué reformas se van a acometer para diciembre?
Hay un plan de modernización de instalaciones deportivas a dos años, y en el pabellón en concreto licitaremos en mayo las obras de adecuación para el Mundial. Hemos aprovechado el tirón de este torneo para mejorar en conjunto todas las instalaciones de la ciudad.

Las empresas locales podrán beneficiarse de este torneo, y ese quizás sea uno de los puntales del impacto económico del Campeonato del Mundial para la ciudad.
No hay duda de que así posicionamos la ciudad, convirtiendo el Mundial en el centro de nuestro desarrollo local, cooperando activamente con diferentes entidades locales y regionales que, gracias a la imagen que tenemos y la capacidad demostrada de asumir estos retos, recogen esa confianza y apuestan por ubicarse en Llíria, teniendo aquí sus inversiones. El impacto económico será altísimo, ya que esto influye en la participación de la vida activa de los edetanos, y eso nos hace tener un futuro esperanzador.

Ahora solo queda esperar a que la pandemia nos dé un respiro, y que podamos tener en diciembre público en las gradas.
Queremos disfrutar del Campeonato del Mundo con público, tenemos esa esperanza de que con la vacunación y los buenos índices de contagios podamos cumplir ese sueño en diciembre, siempre asumiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias competentes, ya que la seguridad de todos es lo primero.

No Comments Yet

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà