El alcalde de Riba-roja se querella contra el portavoz de Podemos por injurias

pleno

Ferrer avanza que no se va a retractar en el acto de conciliación

El juzgado de paz de Riba-roja de Túria ha citado a declarar el próximo 15 de octubre al portavoz del grupo municipal de Riba-roja Pot, Rubén Ferrer, por los presuntos delitos de injurias y calumnias tras la querella interpuesta por el alcalde del PSPV, Robert Raga.

Rubén Ferrer ha avanzado que el acto de conciliación “no tiene por qué ni va a retractarse por ser transparente e informar al pueblo de una sentencia que ocultó el alcalde para no menoscabar su imagen personal”, ni a abonar “los 3.000 euros de compensación económica que solicita por difundir las palabras textuales que constan en su sentencia condenatoria de la Audiencia Provincial de Valencia de 2013” sobre unos hechos que se remontan a octubre del 2011.

La formación morada presentó en el último pleno una moción en la que afirmaba que el Raga fue condenado por injurias a una vecina propietaria de una parcela  mientras practicaba la caza en un paraje de Riba-roja.

Podemos ha solicitado al alcalde que sea él el que pida disculpas públicas a la vecina y  no ataque a los que se han limitado a publicar su sentencia. “Sus amenazas no nos van a acobardar y no vamos a dejar de ser el instrumento de la transparencia y de la honradez para que haya un cambio político real en nuestro pueblo que acaben con las decenas de años de oscurantismo”.

Sin embargo, el PSPV en un comunicado remitido ayer mantiene que la sentencia “en ningún momento identifica al alcalde como el autor de los insultos y las palabras desafiantes contra la propietaria de la vivienda” que se recogen en el fallo.

Para el grupo socialista, estos hechos “son una maniobra orquestada” dentro de la “campaña de intentar ensuciar la imagen del alcalde recurriendo a unos hechos de hace ocho años que no tienen nada que ver en la gestión municipal y que en modo alguno se prueba que el alcalde fuese el autor y condenado por las frases e insultos a los que hace referencia la moción”.

A juicio de Podemos, el requerimiento “demuestra una vez más el nerviosismo en el que se ha instalado Raga desde la denuncia que este Grupo Político Riba-roja Puede hizo a la Fiscalía por dos presuntos delitos de prevaricación que le ha llevado a la imputación en el Juzgado de Llíria”.

 

 

 

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.