Riba-roja aprueba una ayuda para mujeres víctimas de violencia de género

Espai Dona riba-roja

Se destinará a casos en que la víctima no disponga de recursos económicos suficientes

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado la concesión de una ayuda económica de hasta 600 euros en total para todas aquellas mujeres que hayan sufrido un caso de violencia de género. La convocatoria contempla los casos en los que las víctimas no dispongan de suficientes recursos económicos y para aquellas situaciones calificadas, únicamente, de emergencia.  

Este programa de ayudas de Riba-roja de Túria, aprobado mediante una resolución de la alcaldía, se ha diseñado de forma única y puntual para hacer frente de manera inmediata a situaciones de grave riesgo personal, en aquellos casos en los que la víctima de violencia de género no disponga, en modo alguno, de los recursos económicos suficientes. 

La resolución municipal establece los criterios que deben cumplir aquellas mujeres que hayan sufrido algunos de los supuestos contemplados en los mismos y que se centrarán en los factores sociales, familiares y económicos de la solicitante y de su unidad familiar. El criterio económico para conceder este tipo de ayudas tendrá en cuenta que la persona solicitante carezca de la renta disponible superior al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem) que se fija, puntualmente, en cada momento.

La cuantía económica que se concederá a las futuras beneficiarias de Riba-roja de Túria tendrá un importe único de 600 euros por persona, que se aplicará, posteriormente, a la correspondiente partida presupuestaria de las arcas municipales. La citada cantidad económica se abonará mediante un talón nominativo de anticipo de caja fija sobre la violencia de género.   

Las bases de estas ayudas contemplan aquellos casos en los que las víctimas de violencia necesiten de recursos de alojamiento alternativo, cuyo importe del gasto derivado formará parte del total de la ayuda concedida. Además, la concesión de estas ayudas “no excederá del periodo de un mes, se puede prorrogar por otro mes más en casos excepcionales y siempre a criterio de la comisión evaluadora. 

Las solicitudes de las personas que hayan sufrido casos de violencia de género se estudiarán y analizarán en la correspondiente comisión evaluadora que estará integrada, al mismo tiempo, por un presidente que será el coordinador del área, otro presidente suplente designado, un secretario titular que será el personal auxiliar del área que tendrá voz pero carecerá de voto, otro secretario suplente, un vocal titular constituido por el técnico de Igualdad, otro vocal suplente y, por último, un vocal titular que será el técnico de Políticas Inclusivas y un vocal suplente. 

Esta comisión municipal tendrá competencias legales para realizar todas aquellas comprobaciones que se estimen necesarias para la mejor valoración de la ayuda, entre las que se incluyen, además, una entrevista personal de la solicitante, así como el requerimiento de los informes y los documentos adicionales que se estime oportuno reclamar a la posible beneficiaria de la ayuda. 

El plazo máximo para resolver el procedimiento e informar sobre el mismo a las personas interesadas no podrá exceder de un mes, de forma que, si transcurrido el plazo fijado, no se notifica la resolución del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria se considerará “como desestimada por silencio administrativo”. En el caso de una resolución afirmativa, la cuantía concedida deberá ser justificada en todos sus puntos, tal y como se establece en las bases reguladoras de las mismas. 

El Ayuntamiento de Riba-roja dispone actualmente de un servicio de asesoramiento contra la violencia de género, además de un gabinete psicológico, mientras que la policía local cuenta con una unidad de atención especializada a las víctimas –denominada Gevim- que refuerza el sistema Viogen de la Guardia Civil para evaluar el riesgo y protección de las mujeres. Riba-roja está adherida a la Xarxa de Municipis Protegidos contra la violencia impulsada por la Diputación de València. 

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha subrayado “la importancia de aprobar este tipo de ayuda para todas aquellas mujeres que sufren este tipo de violencia y para aquellas situaciones que se contemplan como de emergencia, por ello desde la administración local debemos velar por que las víctimas de la violencia de género puedan tener cubiertas las mínimas condiciones para vivir”. 

No Comments Yet

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà