Banner papereria Ruiz

CSIF pide el cese del director del Doctor Moliner por no dotar de mascarillas FFP2 a los sanitarios y negar una PCR

doctor moliner

El sindicato ha denunciado los hechos a la Conselleria de Sanidad

El sindicato CSIF ha pedido por registro de entrada a la consellera de Sanitat, Ana Barceló, “el inmediato cese del director médico del hospital Doctor Moliner” de Serra por negarse a dotar de mascarillas FFP2 al personal y oponerse a la prueba PCR solicitada por una fisioterapeuta después de tratar a una paciente externa positivo por covid-19.

El sindicato avisa del riesgo que esa falta de prevención implica en un hospital de pacientes crónicos y, en muchos casos, de avanzada edad y señala en el escrito que “las diferentes decisiones de la actual Dirección Médica en relación a la adopción de medidas de carácter preventivo para trabajadores y pacientes han venido generando un clima de desasosiego y malestar entre distintos colectivos del hospital, manifestado en más de un desencuentro”.

El CSIF apunta que la situación se ha agravado debido a que “la dirección ha aplicado esas medidas siempre sobre la base del principio de autoridad, sin diálogo ni convencimiento, con falta de empatía y desprecios verbales al personal a su cargo”.

El sindicato recalca que el último episodio que ha colmado el vaso de la paciencia del colectivo de trabajadores lo ha desencadenado “la negativa a realizar una prueba PCR a una fisioterapeuta que ha mantenido contacto estrecho de más de 15 minutos con una paciente contagiada”. A esta circunstancia se suma que al pedir explicaciones un delegado de prevención, con el apoyo de un documento suscrito por la mayoría de trabajadores del Servicio de Rehabilitación, “iniciaron diligencias previas a un expediente disciplinario a este compañero delegado, además de acusar de falta de vergüenza a los firmantes del escrito”.

El sindicato considera “alarmante” la inadecuada dotación de medios de prevención a los profesionales del hospital de Serra, ya que, por ejemplo, en consultas externas el personal de fisioterapia atiende con mascarillas quirúrgicas, a pesar del contacto estrecho con los pacientes. Esta situación contrasta con la de otros recintos hospitalarios, donde los profesionales que solicitan mascarillas FFP2 las reciben.

Entre pacientes internos, profesionales, familiares y consultas externas de rehabilitación, por el recinto pasan alrededor de 500 personas. “Un brote podría ser incluso más letal que en un residencia de mayores”, avisa el CSIF, que insta a la consellera a cesar al director médico por su negativa a adoptar las medidas necesarias de prevención y por “sus formas autoritarias y desprecios verbales”.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.