Olocau rememora su pasado morisco con una exposición

Camp de Túria
Olocau quiso unirse a los actos dehomentage que se está efectuando desde el Institut d’Estudis Comarcals del Camp de Túria y también ha acogido la exposición itinerante ‘Quatre cents anys d’absència’, fecha referida al aniversario que se cumple desde el decreto que obligó los moriscos valencianos a abandonar estas tierras, en caso que no accedieran a abandonar la fe musulmana y no estuvieran dispuestos a adoptar el cristianismo.

La presentación de esta exposición, alojada en la Casa de la Señyoria de Olocau, contó con la presencia del cronista local, Ferran Zurriaga, y la prestigiosa flautista Clara Novakova. En la presentación de la exposición, que podrá ser visitada hasta el próximo día 20 de enero en la Casa de la Señoría, hubo un numeroso grupo de vecinos, que acompañó a varias autoridades locales.

Junto a la alcaldesa de la población, Ascensión Arnal, estuvo el cronista de Olocau, Ferran Zurriaga, quien aprovechó su intervención para efectuar un breve repaso por el momento histórico que ha inspirado la exposición. Tras aportar una serie de datos básicos para comprender el alcance político, económico, social y cultural derivado de la expulsión de los moriscos, Zurriaga expresó con una frase el sentido que se le da a esta iniciativa: “Que nadie sea obligado a dejar la tierra que estima”, un lema que pretende extrapolarse al contexto actual y que, según los organizadores, debería guiar las relaciones que se establecen entre los diferentes colectivos de todos los grupos humanos.

Se da la curiosa coincidencia que el recinto que acojo esta exposición, la Casa de la Señoría, posee otro espacio habilitado por un ilustre vecino de la población, Nasio Arnal, la obra artesanal del cual no deja de ser una muestra más de la vigencia cultural que existe en nuestra sociedad y que se ha mantenido, de generación en generación, hasta formar parte del que durante muchos años ha sido una parte cotidiana de nuestra vida, con’l esparto como ejemplo.

Interpretación de Clara Novakova
Además de la presencia de los paneles informativos y de las piezas de cerámica que se exponen en la Casa de la Senyoria, hubo una actuación musical en la que la intérprete fue una vecina de Olocau: la flautista Clara Novakova, de origen checo.

La pieza tenía por nombre ‘Romance Medieval’ y es obra de la compositora Maria Ángeles Sánchez. Novakova  logró emocionar a muchos de los presentes en este acto con su brillante interpretación de esta pieza que, “aunque fue escrita por una compositora contemporánea, contiene melodías y ornamentaciones típicamente árabes”, según explicó la propia Novakova.

Sobre el acto, Clara Novakova explicó que “fue un gran placer participar en él”. “No conocía mucho de este tema, pero de pequeña viví la Primavera de Praga, en 1968, y el destierro que sufrió mi familia. Desde entonces, siento solidaridad hacia cualquier tipo de exilio: la expulsión de los moriscos, hace 400 años; la huida de los españoles tras la Guerra Civil; o los inmigrantes que llegan ahora a Canarias”, concluyó.

No Comments Yet

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en