Los molinos de Alcublas recuperarán su uso 200 años después

La Diputació subvenciona el proyecto con 100.000 euros

Los molinos de Alcublas recuperarán el uso tradicional de la molienda a principios de 2020. Estas construcciones del siglo XVIII, que dominan desde la altura el valle sobre el que se levanta el municipio de Los Serranos, volverán a moler el grano 200 años después para mostrar a las nuevas generaciones una de las prácticas agrícolas más habituales, como es extraer el jugo a los cereales.

Lo relevante hoy es volver al método artesanal, al que se perdió a principios del siglo XIX y que municipios como Alcublas han querido recuperar para Valencia y su provincia, como han hecho Lores, en Palencia, la riojana Ocón o Campo de Criptana, en Ciudad Real. Para ello, han contado con una subvención de 100.000 euros de la Diputació de València que han completado con 54.000 euros de las arcas locales, para impulsar la molienda como un atractivo turístico.

La alcaldesa de Alcublas, Blanca Pastor, avanza que la obra de reconstrucción de los dos molinos estará finalizada a principios de año, incluida la adecuación del entorno para que la visita sea, además de didáctica, “una experiencia en contacto con la naturaleza y con una tradición agrícola muy simbólica para este pueblo”.

Vecinos del municipio aprenden a moler el grano para autogestionar esta actividad divulgativa que pretende despertar el interés de un público familiar, con la posibilidad de organizar visitas de colegios y empresas. Uno de los molinos recuperará su uso original tras la instalación del engranaje para la molienda, mientras que el otro se convertirá en aula formativa.

La reconstrucción del Cerro de los Molinos corre a cargo de Juan Bautista, un especialista en la restauración y reconstrucción de los molinos de viento que han sobrevivido al olvido, la industrialización y la guerra en distintos rincones del país. Bautista, que comenzó su aprendizaje en Campo de Criptana y ha devuelto su funcionalidad a cinco molinos manchegos, ejerce el oficio de molinero y se encarga de formar a los vecinos de Alcublas en esta práctica centenaria.

Los molinos de Alcublas recuperarán las dimensiones originales tras la reconstrucción, ampliando su altura hasta los 12 metros y manteniendo el diámetro de 7 metros. “Esta es una actuación definitiva, que nada tiene que ver con la rehabilitación de hace unos años utilizando elementos impropios como cemento para el tejado y aspas de metal que agrietaron los muros”, señala la alcaldesa.

No hi han comentaris

Deixar una resposta

El vostre correu electrónic no es publicarà.