«Nos hemos tenido que reinventar para seguir haciendo fallas»

david llongo
FOTOS: PAU TINEO/INFOTURIA.

Visitamos el taller de David Sánchez Llongo en Vilamarxant

A escasas horas de que los ninots salgan a las calles recorremos el Taller de Llongo guiados por el artista fallero de l’Eliana David Sánchez Llongo (29 años) en el polígono industrial de Vilamarxant. A pesar del ajetreo de los días previos a la plantà arrancamos unos minutos para charlar de estas esperadas Fallas de la ‘normalidad’ tras los dos años marcadas por la pandemia del coronavirus mientras el equipo fijo de 12 trabajadores da los últimos retoques a las figuras. “Estamos con el acabado de pintura porque ya sacamos a la calle”, explica el joven artista rodeado de sus obras.

fallas 2022

Este año firma ocho monumentos falleros que se podrán ver en la ciudad de Valencia, donde repite en Exposición-Micer Mascó tras el tercer premio de Especial el pasado ejercicio. A la que se suman la Nova d’Orriols, Gayano Lluch, Serranos-Plaza de los Fueros y Cuba-Denia en Valencia, Paterna y una en Camp de Túria, la de Carrer de Llíria en Benaguasil. “Este año aspiramos, como mínimo a igualar el tercer premio de Especial del año pasado. Ya sería un logro para nosotros”, reconoce David que afronta estas Fallas “con muchísimas ganas de volver a la normalidad porque estos monumentos son firmados en el año de la pandemia, en 2020. Tenemos ganas de plantar y quemar estas fallas para poder hacer un ejercicio fallero normal y firmar nuevos proyectos de cara al próximo año 2023. Antes, el próximo mes de junio retomaremos las hogueras de Alicante”.

Fallas 2022

En estos dos años, el taller ha sobrevivido económicamente a la crisis poniendo en marcha el plan B y reinventándose. En su caso con la elaboración de productos de decoración navideños, para festivales de música, parques temáticos, exposiciones, tiendas, restaurantes, discotecas, “todo lo que se nos ponga por delante”, resume David, que le ha puesto las alas a otro David, Muñoz, en su restaurante Diverxo, tal y como da fe su Instagram (@tallerllongo), el mejor escaparate para sus creaciones.

Esta diversificación le ha permitido mantener a todos los trabajadores y esquivar el cierre. “Al menos que conozca hay entre 15 y 20 talleres que han cerrado”, asegura, al tiempo que reconoce que la confección de monumentos falleros no es rentable, aunque no piensa dejar de hacerlo. “Es un trabajo artesanal, todo pasa por las manos. No lo hacemos por negocio, sino por gusto, por disfrutar”.

Fallas 2022

Y es que a pesar de su juventud es ya un veterano, que empezó a plantar fallas de forma autodidacta con solo 16 años desde un local en San Antonio de Benagéber, de donde dio el salto a la Pobla de Vallbona para acabar asentándose en el año 2009 en el polígono de Vilarmaxant, donde dispone de una nave 2.000 metros cuadrados y de otra para almacenar las fallas.

Unas fallas con las que en su caso ha intentado pasar página a estos dos años marcados de forma trágica por el covid “porque es muy repetitivo y creo que todos estamos cansados de ese tema. Hemos intentado pasar página para mirar al futuro y ver si de una puñetera vez podemos dejar esto atrás”.

Fallas 2022

De hecho, la temática de la falla Exposición gira en torno al reparto de una herencia y las correspondientes disputas familiares, aunque ya piensa en las del próximo año en el que será el encargado de plantar en la comisión Virgen del Carmen de l’Eliana. “Reduciremos el volumen de los monumentos para bajar los costes porque se han duplicado los gastos, de luz, de material. Eso y seguir con los encargos de decoración es la única vía para seguir dedicándonos a las fallas”.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.