Reclaman más personal administrativo para reforzar el servicio de Urgencias, la UDCA y Rayos del Hospital de Llíria

pediatria hospìtal lliria

CSIF avisa que “no podemos jugar con la salud de nuestros trabajadores ni con la atención a pacientes”

El sindicato CSIF ha exigido por escrito a Conselleria de Sanitat que refuerce con “al menos tres auxiliares administrativos” la atención en el hospital de Llíria. La central sindical advierte en el documento de la precariedad de plantilla en el servicio de Urgencias, en el de Rayos y en la Unidad de Documentación Clínica y Admisión (UDCA).

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica en su escrito que “el hospital de Llíria, desde que se inauguró el 3 de marzo de 2015, ha estado infradotado en todas las categorías; no obstante, los problemas en auxiliar administrativo ya son vergonzosos e inasumibles. Cuando se abrió atendía a una cantidad de población y a unos servicios con la promesa de aumentar el personal, pero actualmente es descaradamente insuficiente”.

El sindicato recalca que “aunque el problema lo sufre la mayoría de servicios, sobre todo pasa en el de Urgencias”. En este caso señala que “son siempre recurso único en el hospital en turno de noche, domingo, festivos y muchos sábados. Esto implica que una sola persona afronta el conjunto de tareas administrativas que requiere todo el hospital, además de las de Urgencias”.

La central sindical subraya que estos profesionales “llevan siete años asumiendo entre ellos las bajas de compañeros o cubriendo el servicio en sus días libres cuando otro compañero se pone enfermo”. Esta situación ha llevado al “hartazgo por solicitar reiteradamente, sin que sea atendido, un aumento de personal para poder realizar sus funciones correctamente”. A este respecto añade que “la mayoría de tardes está solo un auxiliar administrativo asumiendo la labor de dos trabajadores”.

El sindicato continúa relatando que en Rayos “se ha aumentado los servicios con más listas de atención a pacientes, con un mamógrafo y próximamente con un aparato de resonancia magnética. Todo esto supone un aumento de agendas en citas. Tres auxiliares no pueden atender todas estas agendas y la citación presencial a los pacientes que acuden al mostrador. Esto provoca que la atención se vea perjudicada, ya que muchas veces no pueden agilizar la citación o impedir que se retrase por falta de tiempo”.

CSIF alude igualmente como ejemplo de la precariedad de personal a la Unidad de Documentación Clínica y Admisión (UDCA), que “fue dotada en su inicio con siete trabajadores y que afronta los mismos problemas de incremento de población y de servicios y consultas. Por desgracia, por problemas de salud el servicio está siendo reducido a su mínimo expresión y llegan a ser tres trabajadores las que lo cubren en su totalidad”.

La central sindical reclama a Conselleria refuerzo de personal administrativo tanto en Urgencias como en Rayos y en la UDCA. “No podemos seguir jugando con la salud de nuestros trabajadores y con la atención de usuarios y pacientes, puesto que son los más perjudicados”, concluye el sindicato en su escrito.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.