Vitroglass

Carta abierta a Mireia Mollà, consellera de Agricultura

pibassa
Pi de la Bassa 2017

Sebastià Roca Peiró, la Pobla de Vallbona

Me presento como un senderista amante de la Naturaleza y el Medio Ambiente y en especial la Sierra Calderona y de la Senda de los Cartujos de Porta-Coeli.
En primer lugar, darle las gracias a esta Conselleria por el cartel que ha puesto enfrente de la Cartuja informando, muy claramente, sobre el itinerario histórico de dicha ruta con un mapa de los caminos, fuentes, etc. Esperemos que señalizaciones e informaciones como esta sigan colocándolas por toda la Calderona.
También quería expresarle mis preocupaciones en otro aspecto: Hay lugares que, por su naturaleza e historia, tienen un encanto especial. Son esos lugares donde se encuentra la paz y el sosiego que en otros lugares no se ve. Lugares enigmáticos que siempre poseyeron dicha gracias. Sin embargo, estos lugares, muchas veces, son allanados y profanados por gentes que no merecen ser llamadas “civilizadas”, pues ellos se crecen en sus derechos abusando y destruyendo toda la historia y la belleza del lugar. Digo todo esto haciendo referencia a lo que fue el magestuoso Pi de la Bassa que se encontraba a la orilla del camino de Porta-Coeli. Árbol que fue declarado en su día Monumental, único por su belleza que deslumbrada sobre la Calderona. Hoy en día, este lugar es vergonzoso y humillante visitarlo, es un cementerio de fósiles esparcidos del árbol en cuestión.
Lo ideal sería que plantaran otro pino en su lugar y colocaran un cartel como el que hay enfrente de la Cartuja, con la fotografía y la historia de este árbol que fue el Rey de la Calderona.
Le invito a que usted personalmente visite ese lugar para poder comprobar la veracidad de los hechos.
Muchas gracias de antemano por su atención y ayuda.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà